En el Barça alucinan con los últimos cambios en la parcela ejecutiva

Los movimientos del presidente Bartomeu sorprenden a sus compañeros y a los mismos trabajadores de la entidad

Fotografía: En el Barça alucinan con los últimos cambios en la parcela ejecutiva » Diario Gol
Fotografía: En el Barça alucinan con los últimos cambios en la parcela ejecutiva » Diario Gol

«No lo entendemos». Los últimos movimientos ideados y ejecutados por Josep Maria Bartomeu han causado cierto desconcierto en la planta noble del club y en los trabajadores del mismo. El máximo dirigente ha impulsado una reestructuración para que nada se le escape en su primera etapa como presidente electo. Cambios, por otra parte, que a nadie han dejado indiferentes.

La última víctima de Bartomeu es Gabi Pérez. Llegó al Barça hace menos de un año para asumir la dirección del área de operaciones, pero no tiene sitio en el nuevo organigrama. Pérez, que entró para cubrir la vacante de Emili Sabadell (posteriormente destituido de sus funciones como team manager del primer equipo de fútbol por la presión de los jugadores) ha pactado una salida amistosa del club. El puesto vuelve a estar libre. En esta ocasión, según ha podido saber Diario Gol, nadie lo ocupará.

Seguridad u operaciones

La función de Pérez era la de establecer la estrategia, asegurar el desarrollo operacional y administrar los recursos internos. Su antecesor, Sabadell, culminó una criticada reestructuración en la que de los 800 empleados de apoyo que tenía el club, apenas quedan 100. Todas estas tareas estarán en manos del nuevo jefe de seguridad, el detective Xavier de las Moras. Los trabajadores no entienden nada.

Fuentes del club lamentan que los trabajadores sufrieron durante años a Emili Sabadell, visto como «una mala persona» e incapaz de dar la cara ante la toma de decisiones impopulares. En cambio, Pérez, de trato mucho más amable, ha durado unos meses: «Para un buen hombre que teníamos…». La sorpresa es mayor ante la elección de su nuevo jefe: «¿Cómo podemos ser de seguridad y de operaciones? Nosotros somos empleados del Barça, no de seguridad». Alucinan con la imposición de De las Moras, hombre de confianza de Bartomeu.

Publicidad