El vestuario del Real Madrid no es Disneyland

Los problemas internos en la plantilla blanca se multiplican con Zidane de entrenador

Fotografía: El vestuario del Real Madrid no es Disneyland » Diario Gol
Fotografía: El vestuario del Real Madrid no es Disneyland » Diario Gol

El Real Madrid es un caos. Aunque la versión oficial del club indica que los futbolistas están encantados con Zinedine Zidane, la realidad es muy distinta. Un mes después de la destitución de Rafa Benítez, persisten muchos problemas en el vestuario madridista. Algunas tensiones se han calmado, pero han estallado otras distintas.

Zidane está teniendo mucho trabajo para motivar a los futbolistas. El técnico francés esperaba un mayor compromiso de los futbolistas. El club sigue sin frenar las salidas nocturnas de muchos jugadores. Jesé, Cristiano Ronaldo, Benzema y James siguen siendo los reyes de la noche madrileña, y Sergio Ramos se escapa siempre que puede a Sevilla.

El técnico francés también sabe que muchos futbolistas están descontentos. Algunos, incluso más que hace un mes. Lucas Vázquez, Casemiro, Kovacic y Nacho han sido los grandes damnificados con el cambio de entrenador. Su protagonismo se ha reducido y ya han expresado su malestar. Más enojado todavía está Cheryshev, que sigue presionando con irse a la Premier. El problema es que el club no quiere desprenderse de él.

Cristiano y James

Los mayores focos de tensión en el vestuario del Real Madrid son Cristiano Ronaldo y James, dos futbolistas representados por Jorge Mendes. Los dos, curiosamente, han pedido una mejora salarial y amenazan con irse del club.

Zidane y Cristiano Ronaldo se enzarzaron en una discusión tras el empate del Real Madrid en el campo del Betis. Entonces, el entrenador le recriminó al portugués su individualismo y le pidió que no se obsesionara tanto con marcar. Con James, todo sigue igual. Ni Zidane, ahora, ni Benítez, antes, están contentos con su actitud en los entrenamientos.

Publicidad