El vestuario del Barça da la espalda a Joan Laporta

El ex presidente se queda sin apoyos en la plantilla, especialmente por el lastre de los espionajes de Método3

Fotografía: El vestuario del Barça da la espalda a Joan Laporta
Fotografía: El vestuario del Barça da la espalda a Joan Laporta

Joan Laporta ya es historia en el Barça. El ex presidente del club, derrotado por Josep Maria Bartomeu en los últimos comicios, ha perdido toda la influencia en la entidad y en el vestuario. Los jugadores le dan la espalda desde las elecciones. Consideran que hizo una mala campaña. Las relaciones se han enfriado desde entonces. Tampoco han ayudado a mejorarlas los últimos datos conocidos sobre su gestión al frente de la institución deportiva más importante de Cataluña.

El detective Julián Peribáñez ha declarado en el juzgado que algunas de las investigaciones personales realizadas por la agencia Método3 entre 2008 y 2010, bajo el mandato de Laporta, solo podían tener interés personal para el ex presidente. Ningún otro cometido.

Espionajes a Piqué

Los futbolistas más afines a Laporta ya no están en el club. Carles Puyol está retirado; Xavi Hernández se ha marchado a Catar, y Eric Abidal estaba en la última candidatura del ex presidente. Más cercano a él eran Andrés Iniesta, Sergio Busquets y Dani Alves, aunque la relación entre ellos se ha distanciado con el paso de los meses.

Gerard Piqué es, sin duda, el menos acorde a Laporta. El futbolista sufrió un exhaustivo seguimiento de la agencia de detectives en sus primeros años en el primer azulgrana. Un operativo para espiar al defensa entre 2009 y 2010 a cambio de 100.000 euros. Es evidente que Piqué no le guarda en este sentido un cariño especial al ex presidente.