El tercer galáctico en la agenda de Zinedine Zidane

El nuevo técnico del Real Madrid añade un nombre más a la lista de peticiones

Fotografía: El tercer galáctico en la agenda de Zinedine Zidane » Diario Gol
Fotografía: El tercer galáctico en la agenda de Zinedine Zidane » Diario Gol

Con confianza y resultados, es mucho más fácil pedir. Zinedine Zidane, el nuevo técnico del Real Madrid, ha priorizado la confección del equipo a las negociaciones por su salario como entrenador del primer equipo. Zizou ha aterrizado con fuerza en el Bernabéu, con un 5-0 en su debut y con una lista de jugadores que quiere para armar su primer proyecto en la élite. Dos eran las peticiones conocidas por el preparador madridista hasta la fecha, pero hay, por lo menos, una tercera.

Zidane quiere a Hazard (Chelsea, Bélgica, 24 años) y a Pogba (Juventus, Francia, 22 años) para su Real Madrid, como avanzó Diario Gol y, poco a poco, recogen otros medios. El mediapunta es la debilidad de Zizou; el centrocampista combina talento y potencia, todo en uno, muy bien valorado por el técnico y en la agenda del club desde hace meses. El tercer galáctico que ha pedido Zidane también es francés y conoce muy bien la Liga… y la ciudad.

Todo encaja

Antoine Griezmann es el tercer elegido de Zidane para el verano. Son franceses ambos y buenos amigos. Se lanzan piropos mutuos. Zizou era el referente del hoy jugador del Atlético; el colchonero es uno de los favoritos del hoy técnico madridista. Griezmann ha demostrado sobradamente su calidad en la Real Sociedad y, especialmente, en el Atlético. Conoce la Liga a la perfección. También Madrid. El cambio de colores no sería un trauma a nivel personal, ni profesional.

Griezmann encaja hoy, además, como relevo de un Cristiano Ronaldo que quema los últimos cartuchos como jugador del Real. El Madrid preguntó por él hace unas temporadas, cuando todavía jugaba en Anoeta, pero le pareció excesivo el pago de 30 millones de euros por un suplente de la BBC. Ahora sería titular y, aunque el precio también ha subido (tiene una cláusula de libertad de 80 millones de euros, la más alta de la historia del Atlético), es perfectamente asumible por un club rico como el que preside Florentino Pérez. Su llegada, además de reforzar al equipo blanco, debilitaría a uno de los principales rivales en España/Europa.

Publicidad