El superfichaje del Barça

El club azulgrana define su política deportiva medio año antes del próximo mercado de verano

Fotografía: El superfichaje del Barça
Fotografía: El superfichaje del Barça

El FC Barcelona tiene, hoy, menos urgencias deportivas que el Real Madrid. En verano, habrá cambios en la plantilla y la prioridad de Luis Enrique es el fichaje de un defensa central de garantías. Éste será el «superfichaje» del club azulgrana, condicionado por sus ajustes económicos. El eterno rival, en cambio, sí tirará de talonario si consigue la cautelar a la sanción que le ha impuesto la FIFA.

El Barça sólo asumirá el fichaje de un futbolista TOP si previamente cierra una venta millonaria, renueva su contrato con Qatar Airways o Nike duplica su aportación actual al club. En caso contrario, el equipo azulgrana intentará mejorar el nivel de su plantilla sin una incorporación sonada. Luis Enrique no es partidario de alterar el actual ecosistema, consciente de que Messi, Suárez y Neymar no quieren otra estrella en la delantera. La renovación del brasileño, además, será muy costosa para la entidad.

El desenlace de esta temporada también condicionará la política de fichajes del Barça para el próximo ejercicio futbolístico.