El ‘run-run’ del vestuario que pone al Barça en aviso sobre Neymar

Las últimas declaraciones ambiguas del delantero y las pretensiones que exterioriza tienen al club en alerta roja

Fotografía: El 'run-run' del vestuario que pone al Barça en aviso sobre Neymar » Diario Gol
Fotografía: El 'run-run' del vestuario que pone al Barça en aviso sobre Neymar » Diario Gol

Alerta roja. En el vestuario del Barça corre un run-run que ha llegado a oídos de la cúpula directiva del club y que no hace ni pizca de gracia. Es referente a Neymar Júnior y a las pretensiones que maneja en sus adentros –y que ha compartido con algún que otro compañero de confianza– para renovar contrato y continuar vinculado al FC Barcelona.

El astro brasileño es un ferviente admirador del juego de Messi y es consciente de que el concepto equipo es base para conseguir el éxito deportivo. Hasta ahí, todo muy correcto. Sin embargo, como cualquier estrella del firmamento deportivo, Neymar tiene un ego elevado y en su pensamiento aparece constantemente la idea de cuando podrá ser el número uno. Algo que anhela.

Las claves de su renovación por el Barça no son solo económicas –pedirá una suma muy elevada de dinero–, ni están únicamente vinculadas con Hacienda –aunque para la familia Neymar es prioritario que el fisco deje de molestarles y que el club se haga cargo de las multas–, sino que en buena medida giran alrededor del aspecto deportivo.

La disyuntiva del deportista ambicioso

La pregunta que se hace Neymar es simple: en el caso de que esté en condiciones de competir con Messi de igual a igual por el liderazgo del equipo –cosa para la que todavía no se siente del todo preparado, pero que no vislumbra demasiado lejos–, ¿el club le apoyaría? Es una pregunta para la que no tiene respuesta, pero intuye que la realidad es un «no».

La gran obsesión del Neymar futbolista es estar en un club que le dé la posibilidad de ser el número uno indiscutible en un corto o medio plazo. Y la mayoría de los clubes del mundo estarían encantados con darle esos galones. El Barça es, precisamente, el único que no está en condiciones de hacerlo todavía. Y no sabe por cuanto tiempo. Pero también sabe que en el Barça tiene más opciones de seguir ganando títulos y de seguir aprendiendo al lado de su ídolo. El mejor.     

Publicidad