El ‘plan renove’ de Luis Enrique para los intocables del Barça

El técnico asturiano, que piensa estar "150 años" en el club, ya trabaja en el relevo de los pesos pesados de la plantilla

Fotografía: El 'plan renove' de Luis Enrique para los intocables del Barça » Diario Gol
Fotografía: El 'plan renove' de Luis Enrique para los intocables del Barça » Diario Gol

Luis Enrique Martínez lo advirtió recientemente: «Tomo todas las decisiones pensando que voy a ser entrenador del Barça 150 años; otra cosa es lo que luego sea. Yo soy el entrenador del club, tengo que pensar en el club, y no tomo las decisiones cuando llega el verano». El técnico asturiano, muy metódico y disciplinado, no mentía. Entre sus informes, existe un ambicioso proyecto de futuro: el plan renove de los intocables del Barça.

Una de las misiones que le encomendaron a Luis Enrique cuando fichó como entrenador del primer equipo consistía en renovar la generación de ensueño que tenía en sus manos. Ello pasaba por una renovación inmediata, para devolver al equipo al máximo nivel lo antes posible –cosa que consiguió con creces, con la conquista del triplete–, y un relevo paulatino de los pesos pesados: Xavi Hernández, Andrés Iniesta, Dani Alves, Javier Mascherano, Sergio Busquets y Leo Messi.

Xavi fue el primero

Lucho hizo una serie de fichajes de urgencia para llevar a cabo esa renovación inmediata. El único de los pesos pesados que salió perjudicado fue Xavi, siendo Rakitic (28 años) su relevo. Tan rápida fue la adaptación del centrocampista croata que el egarense enseguida terminó relegado a un papel secundario, lo que le llevó a forzar su salida. En el largo plazo, es otro el jugador llamado a liderar el centro del campo azulgrana: Sergi Roberto.

La operación Rakitic se repitió este verano con Andrés Iniesta (32 años en mayo). El fichaje de Arda Turan (29 años) se hizo pensando en un relevo a medio plazo del centrocampista manchego. La adaptación del turco está siendo más lenta que la de Rakitic, así que la idea es que ambos coincidan el tiempo suficiente como para que, cuando Iniesta lo deje, Arda pueda suplir su baja.

Los Xavi e Iniesta del futuro

Sin embargo, y como ocurría en el caso anterior, también hay un futbolista de la casa llamado a ser el nuevo Iniesta: se trata de Rafinha. Un jugador más técnico y con más desequilibrio que Sergi Roberto, que se desempeña mejor por banda izquierda. Roberto y Rafinha son el verdadero plan renove. Los Xavi e Iniesta del futuro.

El lateral derecho es otra de las posiciones donde el club ha puesto empeño en los últimos años. El sustituto de Dani Alves (33 años en verano) era una prioridad durante el primer año de Lucho, pero Ni Montoya ni Douglas cuajaron. Este año se hizo una nueva apuesta con Aleix Vidal, que poco a poco va entrando en el esquema. Aunque últimamente se ha estancado. Es por ello que el club ya sondea otro posible relevo para el lateral brasileño: Héctor Bellerín.

El central y el pivote

La posición más urgente en estos momentos es la de central. Hace más de cinco años que el Barça acumula fracasos en esta posición. Desde que Carles Puyol dejó de funcionar se ha tratado de encontrar un relevo a su altura y únicamente la reconversión de Javier Mascherano (32 años en verano) a central ha surtido efecto. El argentino no durará mucho más en el club y hay que cubrir su baja con un compañero de zaga para Piqué con cierto futuro.

Marc Bartra era el hombre de la casa llamado a ocupar ese puesto, pero su gran parecido a Piqué le hace incompatible con el central catalán. Es por ello que el club gastará este año lo que haga falta en un nuevo episodio del plan renove. Marquinhos y Laporte son los favoritos.

El otro jugador que empieza a demandar un relevo, aunque todavía le quedan años de fútbol, es Sergio Busquets (28 años en verano). El de Badía tiene cuerda para rato, pero juega casi todos los minutos y cuando no está se nota. El club pensaba en Samper para ser su relevo de futuro, pero el joven no termina de dar el paso adelante que se esperaba de él. La otra opción, dada su polivalencia, consistiría en utilizar a Sergi Roberto, que ha rendido mejor como pivote que haciendo de Xavi.

Neymar por Messi

La posición más importante, irreemplazable, es la de Leo Messi. El astro argentino, posiblemente mejor jugador de la historia, cumplirá 29 años este verano. Todavía está fresco como una rosa, pero hay que ir pensando en su relevo. De hecho, de esa misión se encargó Sandro Rosell con el fichaje de Neymar. La tarea de Lucho simplemente pasa por guiarlos y conseguir que, llegado el momento, el traspaso de poderes sea lo más natural posible.  

Publicidad