El plan de Florentino Pérez a un año en blanco

El presidente traza el rumbo a seguir si el equipo de Zidane no gana Liga y/o Champions

Fotografía: El plan de Florentino Pérez a un año en blanco
Fotografía: El plan de Florentino Pérez a un año en blanco

Se acabaron las concesiones. La cabeza de Rafa Benítez y el ascenso de Zinedine Zidane son los últimos gestos de Florentino Pérez hacia los futbolistas del Real Madrid. El presidente exige, a cambio, la consecución de, al menos, uno de los dos títulos que quedan en juego: Liga y Champions. En caso contrario, el empresario tiene un plan.

Zidane es hombre de consenso para plantilla y cúpula. Todos saben que el nuevo técnico hereda un proyecto, que no ha podido confeccionar un equipos a su medida, pero no valdrán excusas, ni habrá perdón. Zizou se librará de la quema en caso de que el Real Madrid termine otro año en blanco, como el anterior, en el que el Barça ganó cinco de seis trofeos. La Liga está complicada, con dos rivales muy fuertes como son los azulgrana y el Atlético. En la Champions influyen muchos factores. Otra temporada sin copas en las vitrinas, no obstante, retrataría directamente a los jugadores.

La cúpula del Real Madrid entiende que los futbolistas serían los máximos responsables del fracaso en la era Zidane. Los directivos entienden, también, que los jugadores tienen parte de culpa de la marcha del equipo con Rafa Benítez, ya que se centraron más en los conflictos con el técnico que en el juego y los resultados. La apuesta de Zizou es el último gesto de acercamiento directiva/vestuario. No habrá más. El plan de Florentino pasa, en este sentido, por realizar una purga a conciencia de la plantilla si no se consiguen los objetivos. Una limpieza en la que aparecen nombres como Cristiano Ronaldo y Karim Benzema.