El ‘palo’ de Sergio Ramos a Rafa Benítez que los medios amigos han silenciado

Lejos de defenderlo, el defensa muestra una clara indiferencia sobre las críticas que se vierten sobre el actual entrenador del Real Madrid

Fotografía: El 'palo' de Sergio Ramos a Rafa Benítez que los medios amigos han silenciado
Fotografía: El 'palo' de Sergio Ramos a Rafa Benítez que los medios amigos han silenciado

«¿Molesta que se discuta a Bentíez?», preguntaba un periodista a Sergio Ramos la noche del lunes, durante la gala de premios de la Liga. «A mí… Sinceramente… Creo que forma parte de nuestro mundo y debemos saber llevarlo», contestó el central de Camas. Poco le faltó para decir que le daba igual o que le es completamente indiferente que se critique a Benítez.

En el último instante se mordió la lengua. Sin embargo, su respuesta queda lejos de los mensajes de apoyo a Carlo Ancelotti que habían enviado cientos de veces el propio Ramos y otros jugadores del Real Madrid. Salta a la vista que la relación entre el técnico y los jugadores no es la mejor. Pero cuando un periodista deja una pregunta en bandeja para regalar el elogio y el futbolista tiene que morderse la lengua significa que algo falla.

Las declaraciones del defensa han pasado desapercibidas en la mayoría de medios de comunicación, especialmente los afines a Florentino Pérez. Aunque en Madrid todos dan por hecho que las relaciones están al límite, los medios amigos del presidente blanco intentan no hacer carnaza todavía y respetar las palabras que el dirigente pronunció en su última comparecencia pública.

Cristiano, James y Low…

Que Benítez tiene los días contados en el Madrid para una evidencia tan grande como que si no se va el entrenador, estarían en riesgo de fuga dos valores del equipo: Cristiano Ronaldo y James Rodríguez. Fuentes próximas al delantero portugués lo admiten públicamente, mientras que en el caso del jugador colombiano fue él mismo quién se reivindicó, estando con Colombia.

La marcha de Ramos del Madrid no se contempla. Es el capitán, un pilar del equipo en el terreno de juego y algo parecido a un símbolo para la afición. Ramos aguantaría en Chamartín pese a Benítez, si fuese necesario prorrogar su vinculación con el club otro año. Sin embargo, el propio Florentino tiene claro que esta no es su carta ganadora. En sus sueños, aparece Joachim Low.