El pacto de Piqué con la prensa para proteger a Shakira

El defensa, siempre contrario a los paparazzi, cambia la actitud con los medios de comunicación preservar a la artista

Fotografía: El pacto de Piqué con la prensa para proteger a Shakira » Diario Gol
Fotografía: El pacto de Piqué con la prensa para proteger a Shakira » Diario Gol

Gerard Piqué ha cambiado su trato hacia la prensa. El futbolista nunca se ha mordido la lengua ante los micrófonos deportivos, pero siempre se mostró reticente a las publicaciones sobre su vida privada. Atrás quedan las carreras al volante para huir de los paparazzi y los enfrentamientos con los fotógrafos. Está más centrado. La paternidad y la normalidad de la relación con Shakira han terminado con sus salidas de tono en este sentido. El 3 se muestra incluso más cercano. Quiere centrar toda la atención de los informadores en positivo para proteger a Shaki de la polémica.

Piqué ha cerrado un pacto tácito con la prensa. El último detalle que lo corrobora es la actitud mostrada en la recogida del premio a Deportista Catalán del Año. En la salida del acto, acompañado de su chica, el futbolista acordó con los fotógrafos un posado de la pareja a cambio de que nadie los persiguiera más allá de las instalaciones. Una foto. Dos. Tres. Las necesarias, pero siempre con su consentimiento, a cambio de la tranquilidad posterior. Es el nuevo comportamiento de Gerard para evitar que Shakira se vea salpicada por las polémicas que él levanta.

El caso de Sara Carbonero

Las provocaciones de Piqué en las redes sociales, incluso ante las cámaras, han generado un resquemor que ha comenzado a salpicar a Shakira. Muchos aficionados atacan a la cantante con todo tipo de insultos en lugar de responder directamente al futbolista. El buen momento del Barça parece que dificulta las críticas al juego del defensa internacional. El entorno de la cantante ha mostrado cierta preocupación con el impacto que pueden tener las polémicas de Piqué en la carrera musical, especialmente en España. Las pancartas contra la artista en Cornellà-El Prat fueron la gota que colmó el vaso.

Piqué, ante todo, quiere proteger a Shakira y por ello está en proceso de cambio de la actitud con los medios de comunicación. Sabe que sus mensajes en Twitter no pasarán inadvertidos, pero si logra la confianza de los periodistas y se muestra amable con ellos, con entrevistas y fotografías pactadas, considera que rebajará la tensión y, sobre todo, preservará la imagen de Shaki. No quiere, en ningún caso, que su chica pase lo mismo que Sara Carbonero en Oporto, donde los errores de Iker Casillas le han costado increpaciones de algunos aficionados en plena calle, como avanzó Diario Gol.

Publicidad