El niño mimado de Luis Enrique en el vestuario del Barça

El técnico asturiano empieza a mostrar preferencias por uno de los nuevos fichajes

Fotografía: El niño mimado de Luis Enrique en el vestuario del Barça » Diario Gol
Fotografía: El niño mimado de Luis Enrique en el vestuario del Barça » Diario Gol

El FC Barcelona ha fichado a seis nuevos futbolistas este verano a razón de 122,75 millones de euros en total. Uno de ellos, no obstante, es el fichaje. El más alto. El más caro. Y, supuestamente, el más técnico. Se llama André Gomes y ha venido para triunfar en el Barça.

Es el nuevo niño mimado de Luis Enrique Martínez (después de Sergi Roberto, que viene a ser su reflejo como jugador pero sin las malas pulgas). El centrocampista portugués fue junto al joven Samuel Umtitit el único de los nuevos que jugó de titular en el estreno de la Champions. Y no es casualidad. Contra el Alavés, los suplentes. Contra el Celtic, los presuntos titulares.

Gomes todavía no tiene la consideración de titular en el Barça. Probablemente, no la tendrá durante toda la temporada. Pero desde el club tienen claro que es un fichaje de futuro. Un jugador que le puede disputar el sitio a Rakitic, que le recordará a Iniesta que no puede dormirse a sus 32 años y que, incluso, activará a Sergio Busquets.

Lucho juega al despiste

Porque Luis Enrique no lo dice claramente. El asturiano es muy dado a jugar al despiste, pero GOL ya avanzó hace tiempo que Gomes viene para ser un posible recambio real de Busquets, el único jugador de la plantilla, junto a Messi, que no tiene un recambio claro en el equipo.

«Busquets lo jugará casi todo… aunque hay otros jugadores que pueden jugar en su posición como Roberto, Mascherano, Rakitic y Gomes», advirtió Lucho el pasado lunes en rueda de prensa. Dijo el nombre del portugués al final y con la boca pequeña. Pero la realidad es que es la principal alternativa a Busi, cosa que demostró el martes contra el Celtic ocupando su posición para dar un merecido descanso al de Badía. No será el único. 

Publicidad