El Mundial de MotoGP reabre las negociaciones entre el Barça y Qatar Airways

Manel Arroyo, vicepresidente del Barça y accionista de Dorna, se desplaza a Doha para presenciar el arranque del campeonato de motociclismo

Fotografía: El Mundial de MotoGP reabre las negociaciones entre el Barça y Qatar Airways » Diario Gol
Fotografía: El Mundial de MotoGP reabre las negociaciones entre el Barça y Qatar Airways » Diario Gol

Manel Arroyo tirará de contactos en Doha para tratar de cerrar el acuerdo de patrocinio de la camiseta del Barça con Qatar Airways. El vicepresidente del área de marketing del club azulgrana, director general y accionista de Dorna –organizadora de MotoGP–, aprovecha que este domingo arranca el campeonato de motociclismo del mundo en el circuito de Lusail para desplazarse al país del Golfo Pérsico. Allí tratará de zanjar un pacto que se está demorando en el tiempo.

Arroyo, como miembro de Dorna, formó parte de la comitiva que decidió incluir el circuito de Qatar en el calendario de MotoGP en 2004. Y no es casualidad que varios trabajadores catalanes vinculados a Telefónica gestionen la organización y comunicación del circuito catarí.

La carrera de MotoGP, con el esperado reencuentro entre Valentino Rossi, Marc Márquez y Jorge Lorenzo sobre el asfalto, servirá para atraer a las principales personalidades del emirato a las gradas de Lusail. El poder mediático del GP de Qatar es un trampolín que Arroyo planea utilizar para encarar las negociaciones por la camiseta. Queda por ver si logrará cerrar el acuerdo.

Varias opciones entre 60 y 70 millones

Arroyo ha reconocido públicamente que viajará a Doha antes del fin de semana en declaraciones a Catalunya Ràdio. Preguntado sobre si aprovechará para negociar el acuerdo, afirma rotundo: «Sí, es obvio. Estando en Qatar, estando en Doha… allí nos encontraremos, como nos hemos encontrado en otros sitios y en otros momentos, evidentemente».  

«Habrá sponsor. Estamos trabajando. No soy yo solo. Hay un equipo comercial, un equipo amplio de gente trabajando en eso. Todo va en el camino que tiene que ser. Para hacer bien nuestro trabajo conviene la discreción, el silencio en las negociaciones, como pasa en cualquier área comercial», ha expuesto el vicepresidente del club, que todavía no se moja: «Qatar es una de las posibilidades».

Preguntado sobre el resto de opciones, Arroyo mantiene su línea conservadora: «Nosotros hemos de trabajar lo mejor para el Barça y ponerlo al nivel de lo que el primer equipo está dando». En cuanto a las cantidades, reconoce que todas las propuestas que se barajan rondan alrededor de las mismas cifras que el acuerdo con Qatar Airways, entre 60 y 70 millones de euros. 

Publicidad