El mote con el que Sergio Ramos y compañía se ríen de Vinícius

El capitán del Real Madrid Sergio Ramos y el mote que los pesos pesados le han puesto al delantero brasileño Vinicius

Vinícius Jr
Vinícius Jr

No es que sea precisamente un secreto que los pesos pesados del Real Madrid tienen en el punto de mira a Vinicius. En el club muchos los sabían, pero la ‘pillada’ de Telefoot a Benzema en el descanso del último partido de Champions ha destapado la liebre a ojos de todo el madridismo.

Hace lo que quiere. Hermano, no juegues con él… Madre mía. Juega contra nosotros…”, le dijo Benzema a Mendy viendo como, de nuevo, Vinicius había tenido un rendimiento muy flojo en la primera parte dejando claro que, por mucha calidad que tenga, es un jugador que está aún muy verde y que, sobre todo, tiene un gran problema a la hora de tomar buenas decisiones con el balón en los pies.

El mote de Vinicius

En este sentido, cuentan que ya en su momento, cuando el brasileño aterrizó en Valdebebas de la mano de Florentino Pérez, su principal valedor, muchos de los pesos pesados, tras los primeros entrenamientos, ya vieron que el joven jugador por el que el club había pagado ni más ni menos que 45 millones de euros no era precisamente una estrella.

Vinícius Jr
Vinícius Jr

Teniendo en cuenta su juego y su manera de entender el fútbol, apareció el mote de ‘nuevo Robinho’. Sin embargo, ahora que ya han pasado muchos meses y que el club sigue apostando por él y hablando de él como una estrella sin que el jugador haya demostrado nada, los pesos pesados, como ha podido saber Diario Gol, se ríen de él utilizando el apodo de ‘el nuevo Pelé’.

Lo cierto es que, tras la recuperación de Eden Hazard, y teniendo en cuenta que el belga es una apuesta personal de Zidane, va a ser muy difícil, sobre todo si Eden sigue mostrando un buen juego, que el carioca tenga tantas oportunidades como ha tenido hasta ahora.

Si fuera por Ramos, Modric, Benzema y compañía, lo cierto es que lo mejor para el Madrid y para el propio Vinicius sería la venta del carioca. El problema es que Florentino Pérez no parece estar precisamente dispuesto a ello.