El Madrid califica la sanción de FIFA de «absurda y errónea»

Entre los ocho jugadores motivo del castigo al club blanco están dos hijos de Zinedine Zidane y el hermano del exdefensa argentino Ezequiel Garay

Fotografía: El Madrid califica la sanción de FIFA de "absurda y errónea"
Fotografía: El Madrid califica la sanción de FIFA de "absurda y errónea"

El Madrid ha recibido con «sorpresa» e «incredulidad» la decisión de la Comisión de Disciplina de la FIFA de prohibirle fichar en dos mercados consecutivos, y una multa de 360.000 francos suizos (300.000 euros), por presuntas irregularidades en la tramitación de fichas de jugadores extranjeros menores de 18 años, y por no comunicar a la Real Federación Española de Fútbol los futbolistas de sus categorías inferiores. José Ángel Sánchez, director general del club, calificó el argumentario de la FIFA de «absurdo» y «erróneo». El Madrid tiene un plazo de tres días para notificar que recurrirá la sanción, y de siete, para presentarlo. En total, diez días a partir de hoy viernes. En la misma situación también se encuentra el Atlético de Madrid.

El aval de la RFEF

«Es insólito la forma en que se nos sanciona y absurdo los casos por los que nos sancionan. El Real Madrid ha renunciado a muchos fichajes por respetar las normas», aseguró la mano derecha de Florentino Pérez. El club blanco, no obstante, confía en no tener que llegar al Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS, en sus siglas en francés), y que sea la propia FIFA quien resuelva el problema. «Tenemos mucha confianza en que las vías de recurso van a funcionar», dijo JAS. «Sólo contemplamos esta opción. No cabe otra hipótesis ni otra posibilidad». Si nos atenemos a sus palabras, el Madrid no piensa acelerar ningún fichaje en la ventana de invierno. Puede hacerlo hasta el próximo 31 de enero. Si se confirma la sanción, los madridistas no podrían inscribir a ningún jugador hasta el 30 de junio de 2017.

El Real Madrid, por otra parte, está sorprendido por haberse enterado ahora –supo la sanción de la FIFA en la mañana del jueves–, cuando la resolución de la Comisión de Disciplina está redactada desde el pasado 23 de julio de 2015. Es decir, hace… ¡seis meses!

Luca Zidane, «mal inscrito»

Para avalar la posición del Real Madrid, tanto el número dos del club, como Javier López Farré, jefe de los servicios jurídicos –también presente en la conferencia de prensa del Bernabéu–, aseguraron que el máximo organismo del fútbol mundial ha investigado a 39 futbolistas menores de edad de las divisiones inferiores. Aunque las sanciones de la FIFA obedecen a ocho casos concretos, entre ellos, dos hijos de Zinedine Zidane –Enzo, que tenía siete años cuando llegó a Madrid, y Luca, con tres entonces–; y el hermano del ex defensa madridista argentino Ezequiel Garay, actualmente central del Zenit de San Petersburgo. En el caso de Luca Zidane, constaba al parecer como «mal inscrito», porque su padre no constaba con residencia en Madrid.

El Madrid apela a la RFEF para que certifique que no han existido los ocho casos de inscripción errónea como asegura la Comisión de Disciplina de la FIFA. «La federación siempre ha estado de acuerdo con la forma en que se han tramitado los expedientes», afirmaron JAS y López Farré. «Es incierto que hayamos jugado con menores de 18 años sin estar inscritos en la RFEF y que no hayamos cumplido los requisitos reglamentarios», insistieron. José Ángel Sánchez y Javier López Farré mostraron una serie de documentos que acreditarían la postura de la entidad madridista.

Diferencias con el ‘caso del Barça’

Concretamente, cartas y correos electrónicos cruzados con la federación española y la Federación de Fútbol de Madrid, con fechas del 10 de marzo de 2014 –de la RFEF sobre la inscripción de menores de 12 años–; del 8 de abril de 2015 –la FFM certifica que todas las inscripciones eran enviadas y aprobadas por la RFEF–; y del 13 de abril de 2015 –la FFM asegura que todos los jugadores extranjeros están correctamente inscritos y comunicados sus expedientes a la RFEF–.

El club blanco considera que su caso es muy distinto al del FC Barcelona, sancionado por la FIFA por el mismo motivo. Las fichas del Barça sólo las avaló la Federación Catalana de Fútbol, mientras que la documentación de los jugadores madridistas tienen el visto bueno de la FFM y de la RFEF.