El galáctico prohibido de Florentino Pérez para el Real Madrid

El nombre en la agenda de Florentino Pérez del cual Zinedine Zidane no quiere saber nada

Florentino Pérez
Florentino Pérez

Florentino Pérez siempre se ha caracterizado por ser un presidente muy intervencionista en la política de fichajes del Real Madrid. Fue él quien consiguió en su día negociar los fichajes de Figo, Ronaldo, Beckham, Zidane, Owen, Cristiano Ronaldo, Bale y Hazard, entre muchos otros.

Jugadores que en la gran mayoría de casos no eran tan sólo incorporaciones que elevaban el nivel de la plantilla blanca, sino que también eran vistos como jugadores que aportarían un extra a nivel de ingresos y mediáticamente al Real Madrid.

Han sido varias las ocasiones donde la voluntad del presidente no ha coincidido con la del entrenador de turno, y en la gran mayoría de ocasiones ha sido Florentino quien se ha llevado el gato al agua.

El galáctico prohibido de Florentino Pérez

Ahora todo apunta a que de nuevo el presidente quiere llevar a cabo una operación que, desde luego, no entra en los planes de Zinedine Zidane. Más allá de las de Mbappé y Haaland, esta última sin ser prioritaria para ZZ, Pérez considera que ir a por AlexanderArnold, un galáctico tapado, es una operación muy necesaria para el Real Madrid.

Entre otras cosas porque el lateral derecho blanco es una posición que el máximo responsable del Real considera que esta coja. Si bien es cierto que Dani Carvajal ha demostrado ser un jugador top cuando está a su mejor nivel, las lesiones son cada vez más habituales.

Con Odriozola en la puerta de salida y con un Lucas Vázquez que no acepta de momento la propuesta de renovación que el Madrid le ha puesto encima de la mesa, Pérez ve en el lateral del Liverpool una excelente solución.

Primero por la edad de Alexander Arnold, tan sólo 22 años, y segundo porque, dada la situación actual de los de Klopp, en una temporada muy irregular, con conflictos internos y con una futura limpieza de vestuario, el presidente considera que podría sacar al lateral de Anfield a muy buen precio.

Una idea que choca frontalmente con los planes de Zidane, que no tiene intención de poner a Carvajal, uno de sus soldados de confianza, en apuros. Veremos quién acaba ganando esta batalla.