El fichaje innegociable que Messi exige a Bartomeu para seguir en el Barça

Leo Messi le ha impuesto este fichaje al presidente del Barça Josep Mª Bartomeu para seguir siendo la principal estrella en el Camp Nou

Leo Messi
Leo Messi

Lo que parecía imposible hace apenas una semana es hoy una realidad: Leo Messi tiene más posibilidades de seguir en el Barça que de marcharse. Y es que, tras las reuniones mantenidas entre el club y el entorno del argentino, todo apunta a que el argentino reculará y seguirá en el Camp Nou.

Eso sí, para ello ya le ha hecho saber a Josep Mª Bartomeu que hay un fichaje que el Barça debe de hacer sí o sí. Y ese no es otro que el de su amigo Luis Suárez. Sí, Leo parece que tiene ya claro que va a quedarse a no ser que la situación de un vuelco pero, para ello, quiere que su amigo dentro y fuera del campo siga sus pasos.

Leo Messi bloquea a Luis Suárez

Algo que, desde luego, no entra en los planes de Ronald Koeman. Y es que, de hecho, cuentan desde el entorno de Messi que la gota que colmó la paciencia del rosarino con el club fue ver las maneras en las que el Barça le dejaba muy claro a Luis que no contaba con él.

La corta y seca llamada de Koeman al uruguayo así como el hecho de que no le enviaran el día antes el plan de entrenamientos al charrúa cuando sí que lo hicieron con el resto de componentes de la plantilla fueron dos golpes bajos que acabaron con la paciencia de Leo.

Es por eso que, en las negociaciones que se están llevando a cabo para reconducir la situación y para que Leo siga, Messi le ha exigido a Bartomeu que bloquee la salida de Suárez.

Fotografía: El fichaje innegociable que Messi exige a Bartomeu para seguir en el Barça
Leo Messi

Una idea que choca frontalmente con los planes de Koeman que, precisamente, le dejó muy claro al uruguayo así como a la directiva que el ‘9’ no entraba en sus planes. Lo que no contaba Ronald es que Messi iba a presionar de esta forma tan bestia al club.

Tal y como informaron varios medios, Suárez y Messi se han visto en los últimos días en varias ocasiones y, seguro, que los dos han hablando del futuro deportivo que les espera. Un futuro que, cuando todo apuntaba hacia la salida de Leo rumbo a la Premier League, la Juventus se posicionó como el mejor club para el charrúa.

Sin embargo, ahora que Messi parece que está dando marcha atrás (al menos de momento y porque no tiene a ningún club que se la quiera jugar por él), ha exigido que el delantero uruguayo también se quede.

Malestar en el club y el vestuario

Algo que, como no podía ser de otro forma, ha generado cierto malestar en la directiva y, sobre todo, en el vestuario. Y es que no son pocos los jugadores que ansiaban empezar la temporada sin la dupla MessiSuárez dominando el vestuario.

Jugadores como Griezmann que, por mucho que en público exprese su deseo de que Messi siga, ya se había hecho ilusiones al ver que Koeman había apostado por él como la nueva referencia en el ataque.

Por otro lado, incluso jugadores como Piqué y Busquets, que llevan años en el club, no veían con malos ojos una limpieza de roles en el vestuario, algo que es evidente que no sucederá si Messi y Suárez continúan. Veremos, teniendo en cuenta lo inflexible y firme que se ha mostrado Bartomeu en su postura de no negociar una salida, si el club accede a cumplir con el deseo del capitán.

Publicidad