El dinero ensucia el vestuario del Real Madrid

Los celos se disparan entre la plantilla por las desigualdades económicas

Fotografía: El dinero ensucia el vestuario del Real Madrid » Diario Gol
Fotografía: El dinero ensucia el vestuario del Real Madrid » Diario Gol

Malos tiempos para el Real Madrid. La destitución de Rafa Benítez y la llegada de Zinedine Zidane han parado el primer golpe, pero la polémica está servida por motivos económicos. Los celos se disparan entre los integrantes de la plantilla. Las diferencias son muy acusadas entre unos y otros. Entre los que estaban y los recién llegados. Entre titulares y suplentes.

El caso de Isco es, posiblemente, el más sorprendente. El internacional español percibe unos dos millones netos por temporada, 400.000 euros menos que el recién llegado (y suplente) Mateo Kovacic, y 800.000 euros menos que Álvaro Arbeloa. Exige una mejora salarial en los próximos meses o, de lo contrario, escuchará detenidamente las ofertas que llegan desde la Premier League.

Keylor y Cristiano

La situación de James Rodríguez tampoco es mejor. El colombiano, señalado por su bajo rendimiento y su escaso compromiso en esta temporada, pide un aumento que lo equipare al segundo escalón (de 8 a 10 millones), en el que se encuentran Karim Benzema y Sergio Ramos. Toni Kroos se encuentra en el mismo peldaño que el 10 (6 millones) y está atento a las ofertas que recibe de los grandes equipos de Europa.

Más casos. Cristiano Ronaldo está con la antena puesta ante la oferta de renovación del club a Gareth Bale. CR7, por su parte, todavía espera la llamada del club para sentarse a negociar la ampliación del vínculo entre las partes. Y, finalmente, Keylor Navas. El portero todavía no ha recibido el aumento prometido cuando se destapó el fichaje fallido de De Gea y su salida al Manchester United. Estudiará cualquier oferta. Se siente poco valorado por la cúpula.

Publicidad