El desconocido en la agenda del Barça

La secretaría técnica maneja informes de muchos y diversos futbolistas

Fotografía: El desconocido en la agenda del Barça
Fotografía: El desconocido en la agenda del Barça

El trabajo de la secretaría técnica del Barça es uno de los más sacrificados y de los menos agradecidos. La base de datos que controlan Robert Fernández y sus ayudantes, y que antes utilizó Andoni Zubizarreta, incluye más de 20.000 perfiles de jugadores. Algunos, obviamente, son conocidos y mediáticos; otros, no tanto. En este escenario y ante la delicada situación económica de las arcas azulgranas, los dirigentes siguen las evoluciones de un gran desconocido para el público.

Luis Enrique ha transmitido dos deseos claros a Robert Fernández. El primero, para este mercado de invierno, es la llegada de un delantero que asuma el rol de suplente de la MSN y que garantice goles y sacrificio. El segundo, de cara al próximo verano, es el fichaje de un central, posición muy frágil en la que prácticamente Gerard Piqué es el único fijo. Vermaelen ha demostrado no tener el nivel. Tampoco Mathieu. Bartra sigue sin mejorar. Y Mascherano empieza a bajar. El Barça ha puesto la lupa sobre uno de los puntales de uno de los equipos menos goleado de Europa, el Angers galo (18 tantos en la Ligue 1).

El Barça lleva semanas siguiendo las evoluciones del franco-marroquí Romain Saïss, de 25 años, titular indiscutible del Angers. Todo son virtudes: buena salida del balón, ambidiestro, buen remate de cabeza (mide 190cm), la nacionalidad comunitaria, la juventud, la polivalencia (puede ejercer de medio defensivo) y el precio. El defensa tiene un valor de mercado de 600.000 euros y podría obtener la libertad por dos millones. Un caramelo muy apetecible. El único inconveniente es que, si empieza a sonar su nombre, el Angers pedirá más dinero. Tocará negociar y siempre quedará la opción de intentar meter a Vermaelen o Mathieu en la operación.