El desafío de Robert Fernández: eliminar a un jugador que él ayudó a colocar en el Barça

El actual secretario técnico del primer equipo entabló contactos con el club en sus funciones de 'scouting' para la agencia de representación Interstar Deporte

Fotografía: El desafío de Robert Fernández: eliminar a un jugador que él ayudó a colocar en el Barça » Diario Gol
Fotografía: El desafío de Robert Fernández: eliminar a un jugador que él ayudó a colocar en el Barça » Diario Gol

Era el hombre de Interstar Deporte en Barcelona. La agencia de representación con domicilio en su Valencia natal confiaba en Robert Fernández para gestionar las relaciones entre la empresa y los futbolistas del Barça. Especialmente, trataban con jóvenes promesas, menores de edad. Robert pasaba una o dos veces al mes por las instalaciones de Sant Joan Despí para saludar a sus chicos y comprobar en primera persona como les iban las cosas.

De esta forma, en sus idas y venidas entre Valencia y Barcelona, entabló relación con Andoni Zubizarreta, Albert Valentín, Narcís Julià y algunos miembros de la directiva. Poco se imaginaba al principio que, posteriormente, haría valer su pasado como jugador azulgrana para terminar ocupando el cargo de Zubi, con quien mantiene una cordial relación.

Asumir la secretaría técnica del Barça no era tarea fácil, aunque su carácter templado le ayudaba. Su sinceridad, quizás no tanto. Pronto aprendió que no debía hablar más de la cuenta, tras unas furiosas declaraciones de Pedro Rodríguez que le dejaron en evidencia momentánea. Luego, el desarrollo natural de los acontecimientos demostró que el bueno de Robert no mentía.

El Barça les pidió ayuda

Ahora, se le vienen mayores problemas encima. Uno de ellos está directamente relacionado con Interstar Deporte y es dónde se espera que Robert demuestre el carácter que se le presupone. La agencia donde anteriormente trabajaba, cuyos propietarios son los agentes Vicente Forés y José Manuel Tárraga –representantes de Jordi Alba–, participó activamente en la contratación de otro futbolista venido de las tierras de Levante: Jeremy Mathieu.

El central francés, de 32 años recién cumplidos, llegó al Barça con la intermediación de Interstar Deporte, una de las agencias con más peso en Valencia y encargada de la representación de Eusebio Sacristán, Juan Bernat y Bruno Soriano, entre otros. Aunque su agente es el también francés Alex Bonnot, la empresa de Forés y Tárraga ayudó a cerrar la operación de 20 millones de euros a petición del propio Barça, que quiso aprovechar la buena relación de la misma con el Valencia.

Nuevo central en el punto de mira

Ahora, Fernández tiene que lidiar con la posible baja de Mathieu a final de temporada. El defensa no se ha integrado en el vestuario, dónde sentaron muy mal algunas de sus declaraciones que sirvieron para avivar la polémica entre Messi y Luis Enrique. El propio Lucho ha tenido desavenencias con él y, aunque lo utiliza por su polivalencia, no lo ve imprescindible.

El objetivo de cara a este verano es fichar a un nuevo central de garantías que supondría la marcha de Mathieu. Robert Fernández debe ser el brazo ejecutor, aunque ello pueda ir en contra de los intereses de la empresa que lo catapultó hasta el FC Barcelona.  

Publicidad