El culpable que se cargó el trueque que pedía Koeman a Joan Laporta en el último día de mercado: la bomba oculta en el Barça

Ronald Koeman quería conseguir a este jugador a cambio de Griezmann, pero prohibieron la operación

Fotografía: El culpable que se cargó el trueque que pedía Koeman a Joan Laporta en el último día de mercado: la bomba oculta en el Barça
Fotografía: El culpable que se cargó el trueque que pedía Koeman a Joan Laporta en el último día de mercado: la bomba oculta en el Barça

Koeman necesita hacer malabares, falto en muchas partes del campo. La intención del técnico y la directiva blaugrana, capitaneada por Joan Laporta, era realizar un intercambio con Antoine Griezmann. El francés volvió cedido al Atlético de Madrid, pero sin moneda de cambio. El Barça estaba interesado en Joao Félix, pero finalmente esta operación se quedó fuera por Gil Marín.

El Barça se quedó sin Joao Félix por culpa de Jesús Gil Marín

Jesús Gil Marín, Consejero delegado y uno de los propietarios del Atlético de Madrid, impidió que el Barça pudiese hacerse con el jugador. Sabe perfectamente que el Barça hace años que le tiene puesto el ojo y que se adaptaría muy bien al estilo del club catalán.

Fotografía: El culpable que se cargó el trueque que pedía Koeman a Joan Laporta en el último día de mercado: la bomba oculta en el Barça

En un primer momento todas las partes implicadas veían con buenos ojos esta operación. Parecía que habían llegado a un principio de acuerdo. Pero el directivo de los rojiblancos vio que Joao Félix podría destacar en el Barça e impidió que pasase. Algo que no se entiende ya que se ha visto que el delantero portugués no se adapta al juego del Atlético de Madrid.

El Cholo Simeone no sabe sacarle partido a Joao Félix. Sin embargo, si espera hacerlo con Griezmann, quién ya demostró que se encontró muy a gusto a sus órdenes y logró destacar. De hecho, el francés fue una de las estrellas de los últimos años en el club.

Lo mismo que sucede con Joao Félix en el Wanda Metropolitano, pasaba con Griezmann en el Camp Nou. Koeman creyó que ya no podía sacarle más partido. El francés no llegó al rendimiento esperado de los catalanes estos dos últimos años.