El cuento chino de Mascherano

El Barça estaría encantado de perder de vista la ficha del argentino

Fotografía: El cuento chino de Mascherano » Diario Gol
Fotografía: El cuento chino de Mascherano » Diario Gol

Sorpresa e incredulidad ante la campaña montada alrededor de Javier Mascherano en este final de temporada. Las informaciones sobre la megaoferta de China que el defensa, supuestamente, ha recibido y rechazado por amor al Barça caen por su propio peso en el entorno del Barça. Fuentes consultadas por GOL afirman que el argentino quiere seguir en el Camp Nou, pero sabe que es uno de los señalados en la cúpula por la relación salario-edad. De China nadie sabe nada. Aún así, sí aseguran que tras el ‘cuento chino’ de Masche hay el interés de mandar un aviso alto y claro a aquellos jugadores que aprietan a la entidad con constanets subidas salariales.

Volviendo al ex del Liverpool, Mascherano no se marcharía a China ni por todo el oro del mundo. O no ahora, a punto de cumplir 32 años. Tampoco quiere regresar a la Premier por motivos personales. Tiene contrato con el Barça hasta 2018 y sabe que siempre puede aterrizar en la liga emergente asiática, o cualquier otra, cuando esté a punto de retirarse. Tampoco su mujer, Fernanda, aceptaría tal aventura. El objetivo de la familia es regresar un día a Argentina, después de la época vivida en Europa (Premier League y la Liga) o optar antes por la aventura italiana -la Juventus ha mostrado su interés-.

Si el argentino no ha utilizado esta dudosa oferta millonaria para llamar a la puerta y pedir una mejora es porque asume que está en la cuerda floja: la llegada de un central de campanillas el próximo curso lo deja en jaque. Dos caminos, tragar con un rol secundario en el equipo. O poner sobre la mesa su salida al Calcio. Una última vía que gusta en las alturas.

Javier es un jugador querido y respetado en club y vestuario, pero la entidad necesita aligerar costes de cara a los fichajes y la renovación de los pesos pesados del equipo. Javier y Dani Alves son ya veteranos y la liquidación de sus fichas sería un alivio para las arcas azulgrana. Lo demás, milongas. 

Publicidad