El chivatazo que sacó de quicio a la directiva del Real Madrid en el descanso

Florentino Pérez y sus directivos no daban crédito a las informaciones que llegaban del vestuario

Fotografía: El chivatazo que sacó de quicio a la directiva del Real Madrid en el descanso
Fotografía: El chivatazo que sacó de quicio a la directiva del Real Madrid en el descanso

El segundo gol de Neymar encendió la caja de los truenos, apenas atenuados con el cabezazo de Neymar que evitó el tercer gol del Barça al acabar la primera parte. La afición madridista expresó su malestar cuando los dos equipos se retiraron al descanso. Los jugadores, cabizbajos, entraron en el vestuario. Querían animarse para remontar el partido, pero se encontraron con un mensaje de Rafa Benítez que no esperaban. Y el discurso del técnico llegó poco después al palco.

Benítez pidió más carácter al equipo. Quería que el Madrid fuera más agresivo en la segunda parte, pero priorizó el orden y el equilibrio al desparpajo. Quería que sus jugadores presionaran la salida de balón del Barça, pero les pidió que no se volvieran locos y, sobre todo, que no descuidaran las marcas defensivas. El técnico alertó de una posible goleada azulgrana si el equipo se mostraba muy generoso.

El gol de Iniesta

Los futbolistas, según ha podido saber Diario Gol, no daban crédito a las palabras de Benítez. En una situación crítica les pedía paciencia. Cuando el partido exigía valentía, el técnico solicitaba prudencia. Desconcertados, los futbolistas intentaron intimidar al Barça con un gol temprano, pero se encontraron con el tercero de Iniesta. El clásico estaba totalmente sentenciado.

Las palabras de Benítez llegaron al palco presidencial. Hubo chivatazo. Florentino y sus directivos no entendían nada. Un directivo aseguró a un amigo íntimo que al presidente casi tienen que cogerlo para calmar su malestar. Estaba disgustado y, sobre todo, cabreado.