El Celta deja al Barça tragando saliva

El club de Vigo exige unas mejores condiciones para dejar escapar al delantero

Fotografía: El Celta deja al Barça tragando saliva
Fotografía: El Celta deja al Barça tragando saliva

La llegada de Nolito al Barça está paralizada. Las filtraciones sobre las negociaciones entre el Celta y el Barça han obligado a los dirigentes celtiñas a un cambio de ruta. El presidente del club gallego, Carlos Mouriño, esperaba anunciar el acuerdo después de firmado, pero la prensa ha enrarecido las conversaciones, hecho que perjudica sobre todo a la entidad azulgrana. Nolito se aleja.

Nolito no se moja. Sabe que está ante su última oportunidad de jugar en el Barça, pero asume también que sería suplente y que en la Premier League tiene buen cartel para ser titular. Las últimas declaraciones del delantero denotan dificultades en su aterrizaje en el Camp Nou. El presidente del Celta, por su parte, ha visto en la prensa al mejor aliado para frenar su salida, al menos en las condiciones que pretendía el Barça: cesión ahora con posibilidad de compra en verano.

Los socios y aficionados no ven con buenos ojos esta fórmula. Las filtraciones a la prensa obligan al presidente del Celta a aumentar las exigencias al Barça. La cesión tiene que ser remunerada, y el contrato debe incluir la compra obligatoria del delantero a 30 de junio. La nueva situación deja muy tocado al cuadro azulgrana. No hay dinero para invertir en este mercado. Los desembolsos están previstos para el próximo ejercicio. Quedan dos semanas para el cierre del mercado.