El Bernabéu prepara un recibimiento ‘especial’ a Piqué (y a Cataluña)

El club que preside Florentino Pérez podría prohibir la entrada de banderas 'estelades' en su campo

Fotografía: El Bernabéu prepara un recibimiento 'especial' a Piqué (y a Cataluña) » Diario Gol
Fotografía: El Bernabéu prepara un recibimiento 'especial' a Piqué (y a Cataluña) » Diario Gol

Habrá sinfonía en el Bernabéu. La afición del Real Madrid prepara un recibimiento especial a Gerard Piqué para el partido de este sábado contra el FC Barcelona. La afición madridista también dedicará algunas lindezas a Cataluña en un partido declarado de alto riesgo en el que el equipo de Rafa Benítez se juega mucho más que tres puntos.

Los aficionados del Real Madrid más apasionados han empezado a calentar el clásico del sábado en internet y las redes sociales. En la capital de España incluso se comenta que el recibimiento que tendrá Gerard Piqué puede ser incluso más hostil que el que tuvo Luis Figo en sus visitas al Camp Nou como jugador madridista. Eso sí, no se espera que caiga ninguna cabeza de cochinillo al césped del Bernabéu. Antes del partido habrá muchos cacheos para evitar que los hinchas introduzcan objetos peligrosos.

Antiviolencia y los insultos

Piqué será uno de los focos de atención del clásico, aunque la afición madridista también se pronunciará sobre los últimos acontecimientos políticos de Cataluña. Antiviolencia deberá estar atenta a los cánticos del Bernabéu, pues los insultos son penalizados.

En Madrid incluso se especula que podrían repartirse miles de banderas españolas antes del partido. El club que preside Florentino Pérez, además, perseguirás las ‘estelades’. En los registros previos a los aficionados del Barça, la policía podría prohibir la entrada de banderas independentistas.

Javier Tebas, presidente de la Liga de Fútbol Profesional y madridista confeso, ya ha dicho que es partidario de prohibir las ‘estelades’ en los campos de fútbol. Sus banderas, está claro, son la blanca del Real Madrid y la española, y algunas fuentes aseguran que el presidente de la LFP simpatizaba con la extrema derecha en un pasado no muy lejano.

Publicidad