El Barça se cuela en los comentarios de la cena del Real Madrid

La plantilla de Zidane se reúne en un conocido restaurante de la capital para hacer piña

Fotografía: El Barça se cuela en los comentarios de la cena del Real Madrid » Diario Gol
Fotografía: El Barça se cuela en los comentarios de la cena del Real Madrid » Diario Gol

Las cenas/comidas de equipo del Real Madrid se han convertido en un habitual en los tiempos recientes. La última reunión de la plantilla ha tenido lugar este miércoles en un conocido restaurante asiático. Estaban casi todos los integrantes del plantel. Hablaron de todo. También del Barça.

El ágape fue ganando en animosidad a lo largo de la noche. Hubo comentarios de todo tipo, desde reados a Rafa Benítez, hasta críticas y burlas a ciertas informaciones de la prensa, sin olvidar el buen momento que viven a las órdenes de Zidane, ni el gran nivel que mantiene el Barça de Luis Enrique. Son rivales, pero reconocen el trabajo bien hecho de los azulgrana.

El desgaste pasará factura

La plantilla madridista asume que el Barça está muy fuerte (también el Atlético), y que deberá luchar mucho para ganar esta Liga. El Madrid está a dos puntos de la cabeza, aunque los azulgrana tienen un partido pendiente y golearon en el Bernabéu (0-4). Una renta perfectamente remontable en la segunda vuelta, según se pudo escuchar en el restaurante y ha podido saber Diario Gol.

Los jugadores blancos, cierto es, confiaban en que el Mundial de Clubes y el exigente calendario del Barça pasarían factura a los azulgrana. No ha sido así por ahora, aunque están convencidos de que nadie es imbatible y de que pincharán más pronto que tarde. Las rotaciones y las inscripciones de Aleix Vidal y Arda Turan no tapan que el eterno rival ha jugado todos los partidos posibles del calentario en el último año con un once tipo.

Los cada vez más constantes problemas de Leo Messi, un hombre de acero, así como los tropiezos con Valencia y Depor, demuestran que el grupo de Lucho está llegando al límite de sus fuerzas. O eso opinan en la Casa Blanca. Ellos, por el contrario, solo pueden mejorar físicamente, ya que parten de un nivel pésimo para un equipo como el Real. Y están dispuestos a ganar el doblete.

Publicidad