El Barça está dispuesto a tirar la casa por la ventana por Vlahovic

El futuro de Dusan Vlahovic parece que está lejos de la Serie A italiana y el FC Barcelona podría ir a por él con todo el próximo verano

Dusan Vlahovic
Dusan Vlahovic

El Fútbol Club Barcelona sigue en construcción, a pesar de la difícil situación financiera del equipo su presidente Joan Laporta sigue trabajando en reforzar la plantilla. En lo que va del curso, la dirección deportiva culé ha podido identificar una urgente necesidad de mejorar la ofensiva del Barça.

Luuk de Kong y Martín Braithwaite nunca han ilusionado y los problemas físicos del Kun Aguero hacen que un refuerzo en la delantera sea una necesidad. El nombre propio que persigue Laporta es el delantero de la Fiorentina Dusan Vlahovic. El gran problema son los 90 millones que la “Viola” pediría por su traspaso, una cifra que para el Barcelona es muy difícil de alcanzar.

Según información del periodista Gerard Romero, Joan Laporta y su equipo siguen muy de cerca la actualidad de Dusan Vlahovic para reforzar su delantera de cara a la próxima temporada. El atacante serbio es una de las sensaciones del mercado al ser dueño de una actualidad maravillosa y un futuro, cuanto menos, ilusionante. A sus 21 años y sin hacer parte de uno de los grandes aspirantes a la Serie A, Vlahovic es dueño de todas las miradas, en el actual curso ha jugado 8 partidos en donde ha conseguido 6 goles y 1 asistencia.

Fotografía: El Barça está dispuesto a tirar la casa por la ventana por Vlahovic
Vlahovic

Una Operación Complicada

Fichar a Dusan Vlahovic no será tarea fácil para ningún equipo. El verano pasado la Fiorentina, club presidido por Rocco Commisso, rechazó más de 60 millones que el Atlético de Madrid ofreció por el goleador.

A día de hoy se dice que la Fiore no negociará en ningún caso por menos de 90 millones de Euros, una cifra que para el Barcelona suena muy difícil dada su situación actual. Por ahora Joan Laporta busca la fórmula que le permita incorporar al serbio, con él espera suplir las bajas de Griezmann y Messi quienes abandonaron la disciplina Culé en el verano pasado.