El agente de Lewandowski apalabra el nuevo fichaje con Florentino Pérez

El presidente del Real Madrid Florentino Pérez mueve ficha con un crack para reforzar la plantilla blanca

Florentino Pérez
Florentino Pérez

Florentino Pérez tiene un cromo muy interesante encima de la mesa. Y ese no es otro que el de David Alaba, un jugador que lleva años en la agenda del Real Madrid y que, si el presidente del club blanco quiere, podría llegar el próximo verano. Y gratis.

David Alaba
David Alaba está en la agenda de Florentino Pérez

Y es que, como bien le ha informado Pini Zahavi, el agente de Alaba y que también tiene a Lewandowski entre sus clientes, el defensa suizo y el Bayern de Múnich han roto negociaciones para ampliar su contrato.

En este sentido, desde el Bayern se mostraron muy contundentes acerca de la postura del jugador hace apenas unos días: “Zahavi dice insensateces todo el tiempo, es la locura. Es una piraña codiciosa. Uno no alcanza a imaginarse lo que quiere para que Alaba renueve”, apuntó Uli Hoeness, presidente del Bayern. Y fue más allá: “Entiendo que (el director deportivo) Hasan Salihamidzic haya perdido la paciencia en una de las reuniones. Su padre (el de Alaba), a quien aprecio mucho, se está dejando influir por él”.

Florentino Pérez y el fichaje de David Alaba

Lo cierto es que Zahavi, uno de los agentes con mayor poder actual en el mercado, está moviendo a Alaba por todos los grandes de Europa. Hace apenas unos días también se puso en contacto con Joan Laporta para hacer de Alaba una de las armas electorales del abogado catalán en su carrera hacia la presidencia del Barça.

Eso sí, los contactos con el Madrid están más avanzados. Entre otras cosas porque fue el propio Zahavi el que hizo todo lo posible para que el Real fuera quien fichara a Lewandowski, pero la operación no llegó a buen puerto. Desde entonces, él y Florentino mantienen una excelente relación, y el presidente ya le ha dejado claro que tendrá muy en cuenta a Alaba, uno de los mejores defensas del mundo, de cara al próximo verano.

Eso sí, el suizo deberá rebajar sus pretensiones económicas: ni Madrid ni Barça le pagarán los 25 millones brutos que estaba pidiendo al Bayern para renovar.