División en la directiva del Barça por una línea de opinión partidaria de Neymar

Un sector de la junta considera que el club debe asumir la mejora del contrato del brasileño para potenciar su figura

Fotografía: División en la directiva del Barça por una línea de opinión partidaria de Neymar
Fotografía: División en la directiva del Barça por una línea de opinión partidaria de Neymar

El FC Barcelona vive días de gloria. El equipo manda con autoridad en la Liga y en su grupo de la Champions, la lesión de Messi no ha debilitado al grupo y Neymar se ha consagrado como una de las grandes estrellas del fútbol. Las buenas noticias deportivas, históricamente, tienen su derivada económica y la junta directiva asume que deberá negociar, a corto o medio plazo, la renovación del astro brasileño. Y ahí surgen algunas discrepancias. Mientras una parte de la junta apuesta fuerte por el liderazgo de Leo Messi, otro sector aboga por potenciar la figura de Neymar. El debate está servido en el Camp Nou.

La directiva que preside Josep Maria Bartomeu asume que Messi es, todavía, el líder del Barça. El futbolista sobre el que gravita todo el juego. El icono. El símbolo del club en todo el mundo. Las discrepancias, sin embargo, surgen cuando se aborda el liderazgo del equipo a medio plazo. Messi ya tiene 28 años y su contrato termina en junio de 2018. Una parte de la junta es partidaria de mejorar el actual contrato del argentino. Otra, en cambio, aborda la continuidad del 10 con más recelos. Con algunas dudas.

¿Próximo Balón de Oro?

Este sector ha alertado de que el Barça no puede repetir el mismo error que el Real Madrid con Cristiano Ronaldo. Hace un año, el club blanco hubiera ingresado unos 150 millones por el portugués y al acabar esta temporada igual tiene problemas para percibir 70. Con Messi puede pasar lo mismo. Su valor de mercado supera, ahora, los 100 millones de euros.

El Barça, paralelamente, tiene la posibilidad de potenciar la figura de Neymar. Con Messi lesionado, ha dado un paso adelante y ha asumido el liderazgo del equipo. Este sector de la directiva considera que el brasileño simboliza el futuro del equipo. El será la estrella del equipo en la próxima década y su renovación no será fácil.

El entorno de Neymar pide un aumento sustancial de su salario. No aspira a ganar los 40 millones de euros brutos que percibe Messi, pero sí 25 o 30. El futbolista sueña con ser Balón de Oro en uno o dos años y el Barça es el mejor escaparate para su promoción.