Directivos del Real Madrid se mofan del Barça: «Menos lobos»

En Concha Espina ven más cerca que nunca el famoso fin de ciclo azulgrana

Fotografía: Directivos del Real Madrid se mofan del Barça: "Menos lobos" » Diario Gol
Fotografía: Directivos del Real Madrid se mofan del Barça: "Menos lobos" » Diario Gol

Muy rápido se han animado los directivos del Real Madrid tras los últimos batacazos del vigente campeón de todo. La reducción de distancias en la Liga con el Barça, unidos al pase a semifinales de la Champions y la eliminación del equipo azulgrana han levantado el ánimo a los responsables de Concha Espina. Hasta el punto que ven más cerca que nunca el famoso fin de ciclo y se vanaglorian de su proyecto de cartera contra el de cantera.

En Madrid saben que la Undécima taparía cualquier éxito azulgrana esta temporada. Incluso un doblete Copa-Liga. El objetivo está más cerca que nunca, a pesar de que todo parecía negro en la capital de España y dorado en Barcelona. Las tornas han cambiado contra todo pronóstico en cuestión de días. Es más, los directivos blancos presumen ahora de su modelo de gestión, pensado en muchos ingresos y muchos fichajes estrella, en contraposición con el del Barça, igualmente mediático pero centrado en la figura de la Masía. O así era hace unos años.

De Mourinho a Ancelotti

Creen los afines a Florentino Pérez que el modelo de cantera no asegura el éxito. Comentan, de hecho, que la fortuna del Barça es haber reunido a la gran generación de Puyol, Valdés, Iniesta, Xavi, Piqué y Messi. Pero tras ellos el panorama es desolador. La Masía está peor cuidada que nunca y no da frutos. Critican en el Bernabéu que la prueba son los fichajes millonarios del club azulgrana en las últimas temporadas para cubrir las carencias de casa. Y que las alabanzas al modelo del Camp Nou no eran sino una excusa para atacar a Florentino.

Para terminar, en Madrid desmontan la historia reciente y aseguran que la única clave del éxito es el esfuerzo y el trabajo. Ni siquiera les parece necesario el cultivo de un sistema de juego propio y único, ya que los modelos de Mourinho y Ancelotti eran igual de competitivos en su alejado parecido. Así que «menos lobos, Caperucita».

Publicidad