Del Chelsea al Real Madrid. Ancelotti lo pide y Florentino Pérez activa el plan. Jugada maestra

El técnico italiano del Real Madrid Carlo Ancelotti pone encima de la mesa de Florentino Pérez un nombre top

Carlo Ancelotti
Carlo Ancelotti

Carlo Ancelotti no dudó ni un segundo en aceptar la propuesta de Florentino Pérez para que el italiano volviera a coger las riendas del Real Madrid. Entre otras cosas porque, en su primera etapa en la casa blanca, Carlo triunfó. Y de qué manera.

Eso sí, como bien ha podido comprobar Ancelotti, la situación económica actual del Real nada tiene que ver con la de hace unos años, y el club debe estudiar todas y cada una de las operaciones con mucho detalle.

El poder económica de clubes como el PSG o el Manchester City, unido a las pérdidas provocadas por el coronavirus y la mano dura de Florentino a la hora de llevar a cabo según qué renovaciones dejan al Madrid en una posición delicada.

La jugada maestra de Florentino Pérez para complacer a Ancelotti

Una situación en la que, a diferencia del Barça de Joan Laporta, el presiente blanco se está sabiendo mover como pez en el agua. Un buen ejemplo de ello es el fichaje de David Alaba, un central más que top que ha llegado gratis al Bernabéu.

Ancelotti sabe que ha perdido en el verano de su regreso a su pareja de centrales titular, Ramos y Varane. Por mucho que Alaba cubra uno de los dos huecos y que Nacho y Militao rindan bien, el técnico quiere más.

De ahí que haya puesto encima de la mesa el nombre de Antonio Rudiger, el central alemán que se ha convertido en una de las claves del Chelsea de Tuchel. Rudiger acaba contrato en 2022 y, al menos de momento, no tiene intención de renovar.

Florentino y Ancelotti lo saben, de ahí que ya hayan sondeado a su entorno de cara a una posible llegada gratis el próximo verano. Una nueva jugada maestra siguiendo el patrón utilizado con Alaba.

De momento no ha habido otra cosa que sondeos informales entre las dos partes, pero ojo porque, si Carlo sigue presionando a Florentino, es probable que el central alemán acaba formando pareja junto a Alaba a partir del 2022. Una pareja de centrales top que no implicaría ningún gasto en fichajes al Real.