Del Bosque suena como el entrenador del Real Madrid ‘postflorentino’

El Marqués de la Roja sería el entrenador escogido para volver a poner orden en el club blanco a partir de 2017

Fotografía: Del Bosque suena como el entrenador del Real Madrid 'postflorentino'
Fotografía: Del Bosque suena como el entrenador del Real Madrid 'postflorentino'

Vicente del Bosque es el elegido. Todavía no es oficial. Ni siquiera tiene una propuesta formal encima de la mesa. La operación está en fase embrionaria. Pero los tiempos de cambio llegan al Real Madrid de la mano de ilustres ex jugadores madridistas que forjaron las letras de su nombre en las páginas blancas de la historia del club.

Manolo Sanchís y Raúl González Blanco son los principales embajadores de este movimiento que cuenta con muchos otros históricos detrás. Jugadores que, en muchos casos, mantienen una buena relación con Florentino Pérez, pero cada vez entienden menos el rumbo que está tomando la entidad. Su amor por el Madrid es más fuerte que la amistad que tienen con el actual presidente.

Este colectivo de jugadores emblemáticos, entre los que podrían estar también Fernando Hierro y Roberto Carlos –un jugador muy querido cuya ausencia en el club es inexplicable para muchos aficionados–, se está moviendo de cara a las próximas elecciones. Se celebrarán en 2017 y, para entonces, necesitan un candidato a presidente con 20 años de antigüedad como socio.

Entrenadores coartados

Más allá de la estructura directiva, ejecutiva y deportiva, este grupo de ex futbolistas entiende que será clave la figura del entrenador. Un cargo que con Florentino ha sido repetidamente ninguneado en el club, a excepción de los tres años de José Mourinho. Ni Manuel Pellegrini, ni Carlo Ancelotti ni, ahora, Rafa Benítez han tenido libertad de acción en la segunda etapa de Florentino, que cada vez acumula más detractores.

Del Bosque sería la figura idónea para devolver el orgullo a la hinchada del Madrid, tras su etapa de éxitos al frente de la selección española. Es un hombre de la casa, querido, que triunfó, y con experiencia suficiente como para conducir un vestuario de estrellas. Otro que podría volver, en función del tiempo que quiera alargar su carrera, es Iker Casillas.