De fichaje estrella de Florentino Pérez a fracaso tremendo: en el Real Madrid no lo quiere nadie

El jugador por el que apostó Florentino Pérez y que ha acabado siendo un problema en el Real Madrid

Florentino Pérez
Florentino Pérez

En el Real Madrid saben muy bien que, en los últimos años, la voluntad de Florentino Pérez en el apartado de fichajes no ha sido la misma que en su primera etapa al frente del club blanco.

Es cierto que Florentino ha hecho y hará fichajes galácticos, pero también lo es que en las últimas temporadas el Madrid ha optado por abrir una nueva vía. Y esa no es otra que la de ir a por jugadores muy jóvenes que empiezan a despuntar para que, o bien lo hagan en el Madrid, o bien se marchen cedidos para que de adapten al fútbol de primer nivel.

En este sentido, nombres como los de Vinicius, Rodrygo, Brahim Díaz, Take Kubo o Reinier, entre otros, encajan en esta nueva dinámica de Florentino Pérez. El problema es que este tipo de operaciones son siempre arriesgadas, y no todas acaban dando el fruto esperado.

Reinier, un fracaso de Florentino Pérez

Un buen ejemplo de ello es el centrocampista ofensivo Reinier, por el cual el Madrid pagó ni más ni menos que 30 millones de euros en el mercado de invierno de 2020 (el último mercado de fichajes pre-pandemia) y que el club blanco decidió ceder dos temporadas al Borussia de Dortmund.

Una cesión que ha acabado en desastre. Y es que, a falta de dos partidos para que acabe la Bundesliga, el carioca no tan sólo no ha sido titular en ningún partido, sino que tan sólo acumula 166 minutos. En total son 260 minutos en todas las competiciones, un bajage muy pobre para un jugador que se marchó a Dortmund en busca de minutos.

Ojo, desde el entorno del jugador reconocen que, visto lo visto, hubieses sido mejor aceptar la propuesta del Valladolid, donde hubiese tenido más protagonismo. El caso es que, si bien es cierto que le queda aún un año de cesión y que en el Dortmund aseguran que no les preocupa la falta de minutos de Reinier ya que entienden que el primer año es siempre de adaptación, en el Madrid ya hablan de su fichaje, evidentemente, como un fracaso.