Cristiano Ronaldo señala al culpable del ridículo del Real Madrid (y es bestial)

El portugués carga contra un miembro del club

Fotografía: Cristiano Ronaldo señala al culpable del ridículo del Real Madrid (y es bestial)
Fotografía: Cristiano Ronaldo señala al culpable del ridículo del Real Madrid (y es bestial)

Cristiano Ronaldo volvió a vestir la camiseta del Real Madrid en Liga entre una gran expectación. El equipo venía de una estupenda victoria en Anoeta frente a la Real Sociedad y toda la afición quería ver a su ídolo incorporarse para reafirmar la recuperación blanca.

El regreso soñado por el portugués se truncó. Leo Messi, que ha marcado nueve goles en cinco partidos, sigue a la misma distancia goleadora del luso y el Madrid rompió su racha goleadora que se mantuvo durante 73 partidos.

Igual que ocurrió con Carlo Ancelotti, el conjunto merengue parece desplomarse. Incapaces de hilar tres victorias seguidas, se encuentran a siete puntos de distancia del FC Barcelona y ya no podrán permitirse un fallo más.

Las razones para este descalabro son muchas. La mala fortuna, las lesiones o la ausencia de Cristiano Ronaldo son unas de ellas, pero precisamente el siete blanco ha señalado una causa sorprendente.

Reinventarse o morir

Zinedine Zidane no parece dar con el encaje de las piezas en este arranque de temporada. El 4-4-2 que tanto éxito ha dado al conjunto blanco ya no sorprende a los entrenadores visitantes.

Quique Setién, que el año pasado ya arrancó dos empates al Madrid con Las Palmas, inutilizó completamente a Luka Modric e Isco Alarcón y desesperó a los jugadores merengues.

Los cambios realizados por el técnico francés, además, no surtieron efecto. Muchos se acordaron ayer de James Rodríguez y Álvaro Morata, a los que la tozudez de Zidane sacó del Santiago Bernabéu.

Ronaldo está a muerte con su entrenador, pero como hombre de peso en el vestuario no ha dudado en animarle a replantear la dirección del equipo para volver a reinventarse. Los equipos de la liga española tienen cogida la medida al Madrid.