Busquets tiene a Piqué en el punto de mira

El centrocampista está molesto con su situación y toma cartas en el asunto

Fotografía: Busquets tiene a Piqué en el punto de mira
Fotografía: Busquets tiene a Piqué en el punto de mira

Dice el refrán que «quien espera, desespera» y eso mismo le ocurre al centrocampista del Barça Sergio Busquets. El jugador internacional sigue en vilo a la espera de, al menos, conocer las condiciones de la prometida mejora salarial. El club insiste en que las negociaciones con el futbolista van por el buen camino, pero Busi está molesto con la demora. La institución aparta el caso hasta verano, mientras Sergio apunta a Gerard Piqué.

La renovación/mejora salarial de Busquets es una promesa directa del presidente, Josep Maria Bartomeu. El máximo representante azulgrana, hasta ahora, solo ha encontrado excusas para retrasar la firma. Escurre el bulto. «Más adelante», «a final de temporada», «cuando firmemos con el patrocinador». El jugador entiende la situación económica y se limita a querer conocer las intenciones del club con él. Saber, al menos, la oferta que recibirá de la entidad. Sin éxito.

Podio exclusivo

Busquets nada molesto. Está seguro de su continuidad, pero intranquilo con sus nuevas condiciones. Cabe recordar que, más allá del extraordinario rendimiento, es uno de los capitanes. Bartomeu le prometió que, en la renovación, ascendería en la escala salarial, solo por detrás de los mejores. El elevado salario de Gerard Piqué ha descuadrado su esquema. El 3 es el tercer mejor pagado de la plantilla, solo por detrás de Messi e Iniesta. Busquets quiere entrar en este exclusivo podio: los centrocampistas tienen más caché que los zagueros, es el mejor en su puesto y tiene ofertas mareantes de PSG y Manchester United.

La escala salarial del Barça variará en los próximos meses. No hay duda de que Messi se mantendrá en lo más alto, pero el segundo lugar será para Neymar, también pendiente de un acuerdo. El tercer escalón lo compartirán Andrés Iniesta y Busquets, mientras que Piqué cerrará entonces el top-5, a la espera de que Luis Suárez pase por caja.