Benzema cuenta la humillación de Sergio Ramos que arrasa en el Real Madrid

El delantero francés y la polémica con el capitán blanco

Fotografía: Benzema cuenta la humillación de Sergio Ramos que arrasa en el Real Madrid
Fotografía: Benzema cuenta la humillación de Sergio Ramos que arrasa en el Real Madrid

En el Real Madrid están de subidón. No era nada fácil la semana que tenían los de Chamartín y la han superado con nota. El empate en el Camp Nou ante el Barça en la ida de las semifinales de Copa del Rey les deja en una posición favorable para tener un billete para la final.

Por otro lado, la victoria ante el Atlético de Madrid en el Wanda Metropolitano, sumada al empate de los de Ernesto Valverde en San Mamés, ha colocado a los blancos a seis puntos de los culés.

Además, en contra de todo pronóstico, ahora que llegan los meses importantes, el real parece haber encontrado su mejor juego y jugadores como Benzema, Bale, Modric o Sergio Ramos están mostrando su mejor versión.

Benzema cuenta la humillación de Sergio Ramos

Y ese buen rollo se nota también en el campo. La alegría está en el ambiente y quien mejor que el capitán para ejemplificarlo. Y eso hizo en el campo del rival ciudadano. Tras anotar un penalti (lleva 8 esta temporada), el central se plantó delante de la cámara y se marcó un bailecito que está dando mucho de qué hablar.

Sergio Ramos | EFE

¿Era una dedicatoria a sus hijos?, ¿Alguna apuesta ganada o perdida? No. Según cuentan desde dentro, concretamente Benzema, y como bien se han hecho eco varios medios,  parece ser que el destinatario de tan sorprendente baile no era otro que Antoine Griezmann.

El delantero francés es conocido por sus bailes a lo Fortnite cada vez que marca. O al menos en muchas ocasiones. Y Ramos, que si bien no se lleva más con él pero que sí que tiene un pique sano con el del Atlético, quiso hacer lo mismo, en casa de Griezmann y ante su afición.

 

Una humillación que está arrasando en el Real Madrid y que demuestra como los nervios y las penas del Madrid de hace unas semanas ya son historia.