Barra libre en el vestuario del Real Madrid: paga Zidane

Los jugadores celebran la destitución de Benítez y la llegada del francés

Fotografía: Barra libre en el vestuario del Real Madrid: paga Zidane » Diario Gol
Fotografía: Barra libre en el vestuario del Real Madrid: paga Zidane » Diario Gol

Los futbolistas del Real Madrid están encantados con el despido de Rafa Benítez y la apuesta de Florentino Pérez por Zinedine Zidane. Sobre todo, los pesos pesados. Los jugadores con más poder están convencidos de que el francés calmará las tensiones de los últimos meses y, sobre todo, visualizan que podrán incidir en las grandes decisiones técnicas.

Zidane no tiene mucha experiencia como entrenador y los futbolistas saben que su prioridad será la de calmar los ánimos. El francés se pondrá en manos de los jugadores y evitará todo tipo de conflictos.

Sergio Ramos, el capitán, ya ha expresado a Florentino Pérez su satisfacción por el relevo. El defensa internacional había chocado en varias ocasiones con Benítez y ahora espera poder influir mucho más en Zidane. En el Bernabéu cuentan que a Ramos le gusta hacer de entrenador.

Isco y James, encantados

Marcelo también podrá recuperar el protagonismo que tuvo con Ancelotti y que perdió con Benítez. El lateral brasileño es otro de los jugadores más respetado en el vestuario. Y Cristiano tendrá mucha más libertad de movimientos. Con Benítez nunca tuvo una buena conexión. Al portugués le molestó mucho que el madrileño no quisiera decir que él había sido el mejor futbolista que había entrenado.

Isco y James, posiblemente los jugadores que más habían desafiado la autoridad de Benítez, también vislumbran un futuro mejor. Ambos habían condicionado su continuidad en el Madrid a la salida del anterior técnico.

Los futbolistas, no obstante, saben que ahora deberán partirse la cara por el nuevo entrenador para evitar ser señalados por el gran público. Sin embargo, están convencidos de que ahora podrán opinar y presionar mucho más en las decisiones de Zidane. Con el francés tendrán una influencia que nunca tuvieron con Benítez.

Publicidad