Así es muy difícil ser grandes: gritos racistas en Cornellà

La afición del Espanyol carga contra Neymar y reitera sus insultos al Barça en el derby

Fotografía: Así es muy difícil ser grandes: gritos racistas en Cornellà » Diario Gol
Fotografía: Así es muy difícil ser grandes: gritos racistas en Cornellà » Diario Gol

La afición del RCD Espanyol vivió su jornada de gloria. El equipo de Constantin Galca sumó un punto más en la Liga y, sobre todo, restó dos al Barça, el rival más odiado en Cornellà-El Prat. Su hinchada lo celebró por todo lo alto, pero una vez más se pasó de frenada. Durante el partido hubo gritos racistas contra Neymar y el habitual «puta Barça, puta Barça».

La Curva, el sector más radical del Espanyol, situado detrás de una portería, cargó contra Neymar e insultó al Barça en los momentos más tensos del partido. También hubo muchos pitos a Gerard Piqué y algún cántico aislado contra Shakira, su mujer. La mayor parte de la afición, no obstante, se comportó con corrección.

Los gritos racistas a Neymar molestaron a muchos aficionados del Barça. También al ex directivo Toni Freixa. «Espero que los gritos racistas se reflejen en el acta arbitral», pidió Freixa en las redes sociales. Faltará ver también si Antiviolencia sanciona o no al club blanquiazul.

Empate como victoria

El Espanyol, muy bien ordenado y firme en defensa, neutralizó a un Barça poco inspirado. El equipo de Galca sufrió más en la segunda parte que en la primera, pero al final tuvo una ocasión para ganar. El empate, no obstante, fue muy celebrado por los pericos. Nunca un punto tiene un valor tan grande para los espanyolistas, que han recuperado el mejor tono desde que Galca sustituyó a Sergio González.

Publicidad