Arsenal, United, City y Chelsea mandan avisos a los jugadores del Real Madrid

El club que preside Florentino Pérez negocia ventas a espaldas de sus jugadores

Fotografía: Arsenal, United, City y Chelsea mandan avisos a los jugadores del Real Madrid » Diario Gol
Fotografía: Arsenal, United, City y Chelsea mandan avisos a los jugadores del Real Madrid » Diario Gol

Alerta roja en el vestuario del Real Madrid. Algunos jugadores han recibido, a través de sus agentes, informaciones poco simpáticas sobre su futuro. Diversos integrantes de la plantilla que dirige Zinedine Zidane saben de primera mano que el club negocia a sus espaldas con otros equipos, principalmente de la Premier League. Entrarían en otras operaciones, o únicamente de venta.

El Real perfila el proyecto 2016-17. El equipo necesita una profunda remodelación, con salidas de pesos pesados y jugadores menos destacados, para acometer el fichaje de nuevos futbolistas con hambre y desintoxicados del ambiente que se respira en el actual Madrid. Los dirigentes blancos tocan diversas puertas. Urge el refuerzo de cinco posiciones. El club ofrece a jugadores para abaratar ciertas operaciones, pero sin demasiada discreción. Todo se sabe.

En todas las posiciones

El Madrid, sin ir más lejos, ofrece a Isco Alarcón a varios clubes de la Premier League. Tasa al jugador en unos 32 millones de euros. No es el único. James Rodríguez también podría facilitar nuevas llegadas. En la misma situación se encuentran Toni Kroos y Keylor Navas. Los equipos que reciben la llamada del Real, obviamente, contactan después con los agentes de los futbolistas. Y se arma el lío.

Arsenal, United, City y Chelsea, entre otros, preguntan a los representantes sobre sus intenciones de salir del Bernabéu. Deslizan que el Madrid los ha puesto en el mercado. Los agentes llaman inmediatamente al Real, así como a sus representados, que reciben la noticia con asombro en algunos casos. En otros, como el de Keylor, dan por hecho que tienen todas las papeletas de salir y entrar en otras operaciones (David de Gea). La gestión del vestuario es uno de los grandes lastres del Real.

Publicidad