Antonio Conte puede convertirse en el entrenador mejor pagado del mundo

El italiano Antonio Conte tiene muchas papeletas para convertirse en el nuevo entrenador del Newcastle, el equipo más rico del mundo

Antonio Conte
Antonio Conte

La nueva propiedad del Newcastle ilusiona al equipo del norte de Inglaterra y a su afición, la llegada del fondo de inversión árabe garantiza subir la apuesta para las urracas quienes ahora buscan irrumpir en el “Big Six”. Una de las decisiones cantadas es un cambio de entrenador, Steve Bruce tiene las horas contadas y el equipo de los geordies buscará un timonel de primer nivel que los lleve a competir por todo en el menor tiempo posible. Muchos son los candidatos pero hay un favorito: Antonio Conte. El italiano sería el elegido y el club estaría dispuesto a convertirlo en el entrenador mejor pagado del mundo.

Con la nueva propiedad, el Newcastle se plantea un nuevo desafío y para ello necesita otro tipo de entrenador, varios son los nombres que suenan pero sobre todos ellos destaca la posibilidad del italiano Antonio Conte, quien actualmente se encuentra libre y está respaldado por un currículum lleno de éxitos entre los que se encuentra una Premier League y una Copa de la liga que consiguió cuando entrenaba al Chelsea.

Fotografía: Antonio Conte puede convertirse en el entrenador mejor pagado del mundo
Antonio Conte

Le ofrecerán más que a Simeone

La más reciente experiencia de Antonio Conte al frente de un banquillo fue llevando al Inter de Milán a la consecución del más reciente Scudetto en la Serie A. Las aspiraciones económicas del italiano rondan los 20 millones de euros, pero el Newcastle estaría dispuesto a llegar a los 25 millones, con lo que superarían los 24 que cobra el “Cholo” Simeone en el Atlético de Madrid. Esta negociación convertiría a Conte en el entrenador mejor pagado del mundo y sería una clara declaración de intenciones por parte del Newcastle United.

Después del decepcionante manejo de Mike Ashely al regreso de los Magpies a la primera división, Rafa Benitez decidió dimitir y alejarse de un proyecto que carecía casi de inversión, en ese contexto el dirigente del club le entregó la dirección del primer equipo a Steve Bruce, un entrenador con experiencia y que no exigía demasiado. El objetivo era claro, permanecer en primera división y hay que decir que Bruce lo ha conseguido con cierta tranquilidad.