‘Annus horribilis’ del Madrid

El club blanco da por hecho que el juez único de competición decidirá el viernes eliminarles de la Copa por alineación indebida de Cheryshev

Fotografía: 'Annus horribilis' del Madrid
Fotografía: 'Annus horribilis' del Madrid

El Real Madrid se autoeliminó de la Copa frente al Cádiz. La alineación indebida de Denis Cheryshev, suspendido la temporada pasada con un partido cuando era jugador del Villarreal, deja al equipo de Rafa Benítez KO en la competición copera. Otro esperpento protagonizado por los de Chamartín que cierra lo que ya se puede calificar como su annus horribilis. Aún no es oficial, pero en el Bernabéu daban anoche por hecho que el juez único de competición, Francisco Rubio, decidirá el próximo viernes dar la eliminatoria al conjunto cadista. El primer damnificado por el ridículo administrativo será el delegado del equipo, Miguel Porlán, Chendo.

«Benítez mira el tuiter»

La alineación indebida de Cheryshev la destapó el director de Tiempo de Juego, de la Cadena COPE, Paco González, y en pocos minutos se extendió por las gradas del Ramón de Carranza. Los directivos del Madrid se enteraron por el presidente del Cádiz, Manuel Vizcaíno, quien a su vez se lo había dicho por teléfono un compañero del consejo de administración que se encontraba algunas filas detrás de él. Vizcaíno se lo dijo a Butragueño, y los directivos madridistas se lo comunicaron rápidamente a Chendo, sentado en el banquillo junto a Rafa Benítez. La noticia causó un verdadero cataclismo en las filas madridistas y en las redes sociales. Primero entre los directivos y el cuerpo técnico, y en el descanso, entre los jugadores, especialmente en el delantero hispano-ruso. La segunda parte transcurrió en medio de las chirigotas de los aficionados gaditanos, con gritos de «Benítez mira el tuiter, Benítez mira el tuiter…» y «campeones, campeones…».

Al acabar el partido (1-3), Manuel Vizcaíno reunió de urgencia a su consejo de administración, que acordó reclamar la alineación indebida de Cheryshev. «Es una decisión firme y tomada por unanimidad», dijo el presidente cadista. «Lo hacemos con dolor en el corazón porque [el Madrid] es un club amigo», subrayó. El Cádiz tiene de plazo hasta las 14 horas de hoy para hacer efectiva su reclamación ante la Real Federación Española de Fútbol. La última palabra la tendrá Francisco Rubio, juez único de competición, quien hará público su veredicto el próximo viernes. Nada hace pensar entre los rectores madridistas que su decisión no sea otra que dar al Real Madrid por eliminado de la Copa, además de imponerle una multa de 6.000 euros. Hay precedentes. Y en el caso de Benítez, es reincidente.

El precedente de Osasuna

El ejemplo más cercano lo encontramos esta misma temporada: CD Mirandés-CA Osasuna (1-2), jugado el pasado 9 de septiembre. El conjunto navarro fue eliminado de la Copa por alineación indebida de Unai García. El juez de competición se acogió a lo que establece el artículo 224.1.e del Reglamento General de la RFEF. La eliminación de Osasuna llevó aparejada, además, una multa accesoria de 6.001 euros (apartado 2.a del propio precepto).

Rafa Benítez también se vio envuelto en un caso parecido frente al Novelda (0-1) en la temporada 2001-02 cuando entrenaba al Valencia CF; la eliminatoria era a partido único. El conjunto ché fue eliminado de la Copa por alineación indebida simultánea de cuatro jugadores extracomunitarios en los dos últimos minutos del partido: los argentinos Pablo Aimar y Fabián Ayala, el yugoslavo Miroslav Djukic, y el rumano Denis Serban. Como en el caso del CA Osasuna, al Valencia también le impusieron una multa de 500.000 pesetas (3.005 euros). Los platos rotos del desaguisado administrativo los pagó el delegado del equipo, Juan Cruz Sol.

Los cuatro extranjeros de Valdano

Y si nos remontamos más atrás, al 23 de octubre de 1994, aparece de nuevo el Real Madrid. Jorge Valdano ocupaba el banquillo de Chamartín y el rival era el Compostela (1-1). Aquella noche el entonces técnico hispano-argentino cambió a Dubovsky por Luis Enrique en el minuto 80, cuando ya había tres extranjeros sobre el pasto: Redondo, Laudrup e Iván Zamorano. Como entonces la penalización consistía en la repetición del partido, el Compos no recurrió. El resultado le favorecía. A pesar de eso, el Madrid se cargó al delegado del equipo, Ignacio Zoco.

Las caras de los madridistas al finalizar el partido eran todo un poema. Chendo, abatido. Cheryshev, hundido. Emilio Butragueño, intentando hilvanar un discurso que justificara lo injustificable. «Desconocíamos la situación, no recibimos notificación de la federación ni del Villarreal; Cheryshev tampoco lo sabía», dijo El Buitre, quien ayer ostentaba la máxima representación del Real Madrid en el palco del Ramón de Carranza. «El juez de competición determinará lo que proceda en el futuro», repitió una y otra vez. 

«Me enteré por los medios»
Benítez insistió en lo mismo en la rueda de prensa pospartido. «El club no sabía nada. En cuanto nos lo han comunicado en el descanso, hemos sustituido a Cheryshev para mostrar la buena fe [de la alineación]». Por su parte, el delegado de equipo del Cádiz, Antonio Navarrete, reconoció a El Chiringuito que «no sabía» que el delantero hispano-ruso no podía jugar el partido. «Me enteré por los medios», declaró, y agregó: «No me esperaba este fallo del Madrid».

El club blanco tiene decidido presentar alegaciones pero sin ninguna esperanza de que prosperen. En los acuerdos del Comité de Competición del pasado 6 de marzo en relación con los encuentros de vuelta de las semifinales de Copa, aparece el partido de suspensión de Cheryshev. Y en agosto, la RFEF remitió un fax a todos los clubs con la relación de jugadores sancionados para la temporada 2015-16, informó El Larguero, de la Cadena SER. El Madrid no puede apelar a que lo ignoraba. Por otro lado, el desconocimiento de la ley no exime de su cumplimiento. 

Queja de los socios madridistas

Al bochorno de la autoeliminación de la Copa, el Real Madrid deberá sumar un posible problema con los socios. El abono de la temporada abarca los partidos de Liga, Copa del Rey y Champions. Y más de uno consideraba anoche que si el equipo cae eliminado «sin jugar la Copa, el abono queda adulterado al estar incluidos esos partidos». Otro lío a la vista.

Sin la Copa, al madridismo únicamente le queda luchar por la Liga y la Champions después de un annus horribilis histórico. Y como la esperanza es lo último que se pierde, ya hay incluso quien recuerda que el año en que Rafa Benítez cayó ante el Novelda, acabó ganando la Liga.