Ancelotti le dijo a Florentino Pérez que no lo quería, pero el presidente lo ha cerrado y para muchos ya no tiene nivel para el Real Madrid

El técnico italiano del Real Madrid Carlo Ancelotti y el jugador que confirma sus sospechas

Carlo Ancelotti
Carlo Ancelotti

Carlo Ancelotti sabía muy bien cuando aceptó la propuesta de Florentino Pérez de volver a estar al cargo del Real Madrid que la plantilla que se iba a encontrar en Valdebebas no era, ni de lejos, tan buena como la que se encontró en su primera etapa.

Es evidente que el club blanco tiene jugadores top, pero lejos quedan los días en los que Ancelotti tenía que dejar en el banquillo a estrellas mundiales. La plantilla blanca es ahora más floja que en el pasado, Carlo lo sabe y sabe también que tiene poco margen de mejora.

Entre otras cosas porque, tal y como apuntan en el entorno del presidente, Florentino Pérez no va a cerrar otro fichaje a no ser que se abran las puertas del PSG para que salga Kylian Mbappé.

Ancelotti tiene a Lucas Vázquez en el punto de mira

En este sentido, Ancelotti sabe que, pese a que era un jugador que no entraba en sus planes, va a tener que contar con Lucas Vázquez, uno de los señalados tras el empate ante el Levante.

El Madrid renovó el contrato del español hasta 2024 con una subida de sueldo incluida. Una operación que no contaba con el ‘ok’ de Carlo y que fue cien por cien del presidente. En el Madrid consideraron que era mejor renovar a Lucas, que había hecho una temporada decente, antes que ir al mercado en busca de un lateral y que ello implicara gastar millones de euros.

Lucas Vázquez
Lucas Vázquez

Una decisión que muchos discuten. Entre otras cosas porque no es la primera vez que Vázquez está en el punto de mira. De hecho, el lateral fue uno de los cambios de Ancelotti, que dio entrada a un Carvajal que todo apunta que, una vez esté al cien por cien, volverá a ser el titular en la banda derecha.

Lucas no es un mal jugador, lo ha demostrado en muchas ocasiones, pero para muchos no tiene el nivel como para ser titular en un Madrid que ha perdido en un verano a Ramos y a Varane, sus dos mejores jugadores en defensa. Ancelotti lanzó el aviso antes de la renovación, pero desde la directiva optaron por otro camino.