Afilan el cuchillo con Florentino Pérez

Los grandes clubes preparan su estrategia para castigar al Real Madrid

Fotografía: Afilan el cuchillo con Florentino Pérez
Fotografía: Afilan el cuchillo con Florentino Pérez

El fútbol europeo espera el desenlace de la pugna abierta entre el Real Madrid y la FIFA. Los grandes clubes intuyen que Florentino Pérez obtendrá la cautelar y podrá fichar en verano. El presidente de ACS, como le ocurrió al Barça hace dos años, intentará ser muy activo en el próximo mercado y los equipos podrán negociar en unas condiciones muy favorables, aumentando el precio de sus futbolistas. Las urgencias del Madrid beneficiarán a sus rivales.

Florentino Pérez podría invertir hasta 500 millones de euros en fichajes, dependiendo de la cantidad que ingrese en los traspasos de los futbolistas descartados. Zinedine Zidane, el actual entrenador, ya ha identificado sus preferencias: Pogba, Hazard, Cesc Fàbregas, Lewandowski, Morata y De Gea son las prioridades del técnico blanco.

La operación más costosa será la de Paul Pogba, por quien la Juventus ya pide 100 millones y su representante, Mino Raiola, 12 millones de euros netos por temporada. El Barça, además, tiene una opción preferencial por el centrocampista francés y puede igualar la oferta madridista.

Fichaje estratégico

El otro fichaje estratégico del Madrid es Hazard. El mediapunta belga es uno de los futbolistas más emblemáticos del Chelsea, pero en Stamford Bridge están preocupados con su rendimiento en la actual temporada. El futbolista ya ha dado luz verde a jugar en la Liga, en un torneo con menos desgaste físico. Florentino Pérez deberá pagar unos 80 millones de euros por él.

El hombre gol de la próxima temporada que quiere el Real Madrid es Lewandowski. El Bayern ha declarado intransferible al delantero, pero en Múnich aseguran que podría traspasar al futbolista por 60 millones, el doble de lo que costará repescar a Morata. Cesc Fàbregas y De Gea podrían costar entre 30 y 40 millones. Precios muy elevados que podrían subir por las urgencias madridistas.