Adidas presiona al Barça para que Messi juegue el clásico

La multinacional alemana quiere aprovechar para promocionar las nuevas botas del astro pero también pide precaución para evitar una nueva lesión

Fotografía: Adidas presiona al Barça para que Messi juegue el clásico
Fotografía: Adidas presiona al Barça para que Messi juegue el clásico

Adidas se ha metido de lleno en el caso Messi. ¿Jugará o no jugará? Hasta que Luis Erique no dé la lista no habrá una certeza absoluta, pero quién más quien menos ya sabe que el astro argentino tendrá minutos en el clásico del próximo sábado. Por si había alguna duda, Adidas se encargó de meter la presión necesaria para que su reaparición pase de especulación a hecho.

La marca alemana presentó recientemente su nueva campaña de botas con la imagen del futbolista como principal reclamo y no se puede permitir hacer un esfuerzo de este tipo en vano. Hay muchos intereses comerciales y económicos para no jugar sobre seguro. Adidas presionó y obtuvo la respuesta esperada: «En principio, Messi jugará». La cuestión ahora es cuanto tiempo.

La lógica apunta a que jugará en el segundo tiempo

Curiosamente, la multinacional se pone a la defensiva en esta segunda cuestión. Si bien se ha mostrado favorable en todo momento a que Messi juegue, también ha transmitido al futbolista una cierta preocupación. La importancia de que Messi vuelva a las canchas es vital para Adidas y, como el Barça, no quiere arriesgar una nueva lesión.

En los intereses de la multinacional alemana se esconde especialmente el Mundialito de Clubes, un evento de impacto global que es rentable para la marca de cara a la campaña navideña. Messi debe estar a punto para jugarlo y no vale la pena tomar riesgos innecesarios, ni siquiera en el clásico.

No se descarta la sorpresa

Hasta donde este diario puede saber, las posturas entre Adidas y el Barça son parejas. Luis Enrique, y así lo ha transmitido también Andrés Iniesta en rueda de prensa, es partidario de que tenga minutos porque le vendrán bien, pero no quieren ponerlo en riesgo. Es por ello que todo apunta a que Messi podría empezar el choque en el banco y salir a la cancha en el segundo tiempo.

Esto será así a menos que haya sorpresa. La sonrisita que esbozó Iniesta durante su comparecencia invita a pensar que si Messi entra en la lista es porque está para jugar el partido entero y, de ser así, lo normal sería que lo jugase. No se descarta la sorpresa, aún a riesgo de mosquear a Adidas.