A Benítez le falta ajustar una cuadrícula del sudoku blanco

Alinear o no a Benzema es la única duda del técnico del Madrid cara al primer clásico de la temporada

Fotografía: A Benítez le falta ajustar una cuadrícula del sudoku blanco
Fotografía: A Benítez le falta ajustar una cuadrícula del sudoku blanco

Solo hay una cuadrícula sin resolver del sudoku de Rafa Benítez cara al clásico de mañana en el estadio Santiago Bernabéu. Si juega Benzema, o no. Dependerá, primero, de lo que hoy declare Valbuena ante la juez de Versalles que instruye el caso del chantaje sexual. Si el mediocentro del Olympique de Lyon involucra a su amigo Karim, el internacional francés del Real Madrid se caerá del equipo y tendrá pie y medio fuera del club. Por el contrario, si Valbuena exime a Benzema del intento de extorsión de que ha sido objeto por parte de un colega de la infancia del delantero madridista, Benítez valorará si el nueve blanco se encuentra en óptimas condiciones para afrontar el trascendental partido contra el FC Barcelona. Una derrota del Madrid significaría colocarse a seis puntos del equipo de Luis Enrique y ardería Chamartín.

Casemiro, titular

Casemiro formará parte de la partida. Ya lo adelantó Diario Gol, el pasado día 1: «Todo apunta a que si no hay grandes sorpresas, [el brasileño] estará en el clásico del próximo día 21». La duda entonces es saber quién sustituye a Benzema. Teniendo en cuenta que Bale y Cristiano Ronaldo serán titulares, Isco es el único que más se acerca a las características del francés. Por juego y funcionalidad. El malagueño tiene desborde, imaginación y velocidad. Apostamos fuerte por el de Benalmádena… si al final no juega Karim Benzema.

El equipo que presentará Rafa Benítez frente al Barça estará formado muy probablemente por Keylor Navas en la puerta; defensa de cuatro con Marcelo, Ramos, Varane y Carvajal; Casemiro como pivote defensivo, con Kroos y Modric por delante; y en vanguardia, Cristiano, Isco y Bale.

Imbatido en Chamartín

Para Keylor será su primer clásico. El portero costarricense suma 24 partidos oficiales con el Real Madrid: 15 en Liga, seis en Champions y tres en la Copa del Rey. Esta temporada ha defendido la portería madridista en 13 ocasiones: nueve en Liga y cuatro en Champions. En Chamartín aún no sabe lo que es encajar un gol en las seis ocasiones que se ha colocado bajo los tres palos: cuatro en Liga y dos en Champions. En lo que llevamos de temporada, Keylor ha realizado 34 paradas –20 dentro del área y 14 desde lejos–; y ha atajado dos penaltis –al bético Rubén Castro, y a Griezmann, del Atlético de Madrid–.

Él y Casemiro han sido dos puntales en el Madrid de Benítez en este primer tercio de temporada.

Un año y dos meses sin perder

El Madrid, por otro lado, no pierde un partido en el Bernabéu desde hace un año, dos meses y seis días, con 19 victorias y tres empates. Es la mejor racha de imbatibilidad como local de un equipo de Primera División. El último rival que doblegó a los blancos en su feudo fue el Atlético de Madrid (1-2), con goles de Tiago y Arda Turan. Eso sucedió el 13 de septiembre de 2014.