500 millones para reírse de la sanción de la FIFA

Florentino Pérez prepara la chequera para la revolución más grande jamás vista en el Real Madrid

Fotografía: 500 millones para reírse de la sanción de la FIFA
Fotografía: 500 millones para reírse de la sanción de la FIFA

Florentino Pérez prepara la mayor revolución de la historia del Real Madrid. La sanción de la FIFA al club con dos mercados sin fichar por violación del reglamento en la contratación de menores acelerará los cambios. Al Barça, con una inercia ganadora, le salió bien. El equipo de Zinedine Zidane, por el contrario, tiene la oportunidad de comenzar un proyecto de cero, a base de cartera. La entidad doblará el presupuesto en fichajes para final de temporada, consciente de que pasará un año sin acudir al mercado (y lo hará este verano siempre que consiga la cautelar).

El Real Madrid tenía sobre la mesa entre 150 y 300 millones de euros para agitar el próximo mercado veraniego, renovar el equipo y armar un proyecto sólido e ilusionante, que debía culminar en 2017 con alguna llegada más, la cereza del pastel. La sanción de la FIFA obliga al club a realizar dentro de seis meses el desembolso previsto para dos temporadas. La cantidad a disponer asciende en este sentido a 500 millones de euros, según ha podido saber Diario Gol.

Tres fuentes de financiación

La cuestión que se plantea ahora es saber de dónde sacará el Real Madrid tanto dinero para fichar, sin olvidar que el presupuesto del club de la temporada es algo superior a 600 millones. La respuesta tiene diversos frentes. La primera fuente de financiación será Cepsa (IPIC), potente patrocinador de la entidad que preveía, especialmente, la remodelación del estadio. Con las obras paralizadas por la Justicia, parte del dinero irá destinado al mercado de jugadores.

El Real Madrid prevé, por otra parte, el ingreso de 120 a 150 millones de euros por venta de futbolistas en verano. Cristiano Ronaldo saldrá del club por una cantidad que oscila entre 80 y 100 millones de euros, cifra a la que hay que añadir la liberación de la elevada ficha de CR7, la segunda más alta del mundo, solo superada por la de Leo Messi. Las salidas de Isco o James y las de jugadores con escaso caché completarían este apartado.

La tercera vía es la obtención de un crédito sindicado, cercano a los 200 millones de euros, para acometer tan importante gasto. El Real Madrid tiene capacidad para devolver el dinero en pocos años, especialmente si se pasa temporada y media sin acudir al mercado por la sanción de la FIFA. Pogba, Lewandowski y De Gea son tres de los nombres marcados en rojo por los dirigentes madridistas. Estos fichajes ya superarían los 200 millones de euros.