125 millones sobre la mesa. Florentino Pérez responde a Joan Laporta a lo grande

La estrategia del presidente del Real Madrid Florentino Pérez para frenar a Joan Laporta y al Barça

Florentino Pérez
Florentino Pérez

Florentino Pérez es muy consciente de que la llegada de Joan Laporta de nuevo a la presidencia del Barça va a marcar un antes y un después en el devenir del club catalán. Entre otras cosas porque, por mucho que en el Camp Nou tengan incluso más problemas de dinero que en el Santiago Bernabéu, los contactos y el saber hacer de Laporta nada tienen que ver con el de la anterior junta, que no pasará a la historia precisamente por sus buenas operaciones.

Es por eso que, viendo que desde el entorno del Barça ya se está dejando claro que uno de los nombres por los cuales Laporta quiere pelear es el de Erling Haaland, cuyo representante, Mino Raiola, es un buen amigo del presidente culé, Florentino Pérez tiene en mente responder a Laporta a lo grande.

Florentino Pérez y los 125 millones para frenar a Laporta

El plan es muy simple: poner encima de la mesa del Dortmund y de Raiola 125 millones de euros. Por mucho que se está hablando de una cláusula por la cual el noruego podría salir este verano por 75 millones, medios ingleses como The Sun o alemanes como Bild apuntan que los de Dortmund no lo dejarán salir por menos de 150 millones teniendo en cuenta que pueden ampliar el contrato de Haaland hasta 2024 de forma unilateral.

Los germanos saben que Barça, Madrid, City, Liverpool, Chelsea y United están detrás de su estrella, y quieren sacar lo máximo por él. También Raiola, que sabe que probablemente está a apenas unos meses de poder cerrar el acuerdo con la mejor comisión que se llevará en su carrera.

En el Madrid temen que la amistad de Laporta con Raiola acabe decantando la balanza a favor de los azulgrana, de ahí que ya estén dejando claro que, al menos de partida, los blancos ya irán con una cantidad de millones por delante que resulta imposible en el Camp Nou siempre y cuando Leo Messi renueve, que no deja de ser la prioridad del presidente azulgrana.

Florentino Pérez sabe que, en una lucha puramente económica, ante rivales como el City o el Chelsea no tendrá rival. Eso sí, quiere intentar sacar de la ecuación al Barça cuanto antes por lo que pueda pasar.

Falta saber ahora hasta qué punto la amistad de Raiola con Laporta ayudará lo suficiente o no a los intereses del club azulgrana para que el Dortmund vea con mejores ojos al club catalán.