Neymar no se lo esperaba| FCB

Zidane pide a Florentino Pérez el boicot a un fichaje del Barça

stop

El club catalán trabaja en una operación brutal para reforzar la plantilla

15 de octubre de 2017 (19:03 CET)

Ousmane Dembelé no era el sustituto de Neymar. El verdadero relevo del crack brasileño llegará la próxima temporada. Y no es Philippe Coutinho.

El futbolista por el que suspiran en el FC Barcelona es el mismo que destapó las vergüenzas de Gerard Piqué este sábado con un caño antológico: Antoine Griezmann.

El principito francés no marcó gol de milagro. Pero despertó la admiración de todos los pesos pesados del Barça, incluido Messi.

También el astro argentino levanta pasiones en el Atlético y Griezmann es un ferviente admirador suyo. Así lo reconoció en zona mixta tras el empate en el Wanda Metropolitano (1-1).

El delantero galo dijo que “fue muy difícil contener al Barça en el segundo tiempo porque Messi, jugando por el centro y con más libertad, es todavía más peligroso”.

Diario Gol ya desveló en agosto que el Barça tenía un plan para fichar a Griezmann. Estuvo a punto de saltar por los aires con el fichaje de Coutinho, pero finalmente el club decidió no tirar la casa por la ventana con el brasileño y esperar un año a su príncipe azul.

Griezmann es el elegido, ya desde hace tiempo, aunque ello pueda suponer un problema a Luis Suárez, íntimo amigo de Messi y protegido, pero no muy del agrado de Ernesto Valverde. Si no cambian las cosas, el Barça podrá traer al de Macon por solo 100 millones.

No es que sea una cifra pequeña, pero tal y como se infló el mercado durante el pasado verano, no es una mala opción. En estos momentos ese es el precio que refleja su cláusula de rescisión.

Griezmann juega al gato y el ratón

Y en el Real Madrid están que trinan. No quieren ver a Griezmann de blaugrana ni en pintura. De hecho, Zidane estaría encantado de vestirlo de blanco: lo ve como el relevo de Benzema.

El problema es que Karim sigue siendo la niña de los ojos de Zidane y no se sabe por cuánto tiempo más seguirá jugando en el Madrid.

De lo que no hay duda es que es un jugadorazo. Y aunque se ha mostrado próximo a Messi en alguna ocasión, nunca se ha terminado de mojar sobre quién es mejor, si el argentino o Cristiano Ronaldo. Una forma de jugar al gato y el ratón le mantiene las dos vías abiertas.

Pero a día de hoy, el Barça ya está trabajando en él. Además, el presidente Enrique Cerezo tiene muy claro que antes que al Madrid se lo pone en bandeja al club catalán. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad