Leo Messi | EFE

¡Zidane lo rechaza! Y juega en el Barça de Messi: ¡Bombazo en el Real Madrid!

stop

El lío que revienta la victoria 5-1 de los de Ernesto Valverde ante el Valladolid

29 de octubre de 2019 (23:06 CET)

El Barça ha logrado una nueva victoria en Liga ante el Real Valladolid en el Camp Nou con un 5-1 con goles de Lenglet, Arturo Vidal, Luis Suárez y un doblete de Leo Messi. Una victoria en la que, de nuevo, y son ya innumerables las veces en las que ha sido así, Messi ha sido el principal protagonista.

Cuando el argentino está inspirado, tan solo hacen falta algunas acciones para que el Barça sentencie partidos. Y hoy ha sido una de esas noches. Eso sí, en defensa los de Ernesto Valverde han vuelto a dar señales de debilidad.

Una defensa que, de hecho, tiene muy preocupada a la directiva así como a la secretaría técnica. Sobre todo en el eje central de la zaga. Y es que es ahí donde Valverde está comprobando como no tiene precisamente a ningún central en estado de gracia.

Ernesto Valverde EFE

En búsqueda de un central top

Cierto que Clément Lenglet ha sido el encargado de abrir hoy la lata ante el Valladolid con un gol más fruto de la fortuna que del buen hacer del galo. Eso sí, también es cierto que el francés es un buen central, pero no puede considerase un central top.

En el caso de Gerard Piqué no es que sea precisamente ningún secreto que muchos en el Barça están ya hartos de él. Sobre todo en el palco, dónde duele ver como el catalán, enfrentado abiertamente a la directiva, está a años luz de su mejor estado de forma y encima parece estar más pendiente de sus negocios que del balón.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una locura! @daviscupfinals

Una publicación compartida de Gerard Piqué (@3gerardpique) el

Pero el lío llega al hablar de los suplentes. Y en especial en el caso de Samuel Umtiti. Todibo tiene la etiqueta de cuarto central más que fijada y nada hace pensar que su situación vaya a cambiar.

En el Barça son conscientes de que necesitan a un central top para los próximos años. Viendo que Piqué ya ha empezado la fase final de su carrera, que Lenglet parece que no va a dar ya más de lo que da a día de hoy y, sobre todo, que Umtiti es un problema serio, el club busca un fichaje. Nombres como Koulibaly o Skriniar siguen en la agenda culé.

Samuel Umtiti, un problema cada vez más gordo

La idea que tienen en el Camp Nou es la de sacarse de encima a Umtiti cuanto antes. Algo que hace años hubiese sido impensable. Y es que no eran pocos los que, cuando Samuel empezó a destacar, hablaron de él como el central que estaba llamado a heredar el rol de Piqué como primer central.

Zinedine ZidanePero el tiempo ha demostrado que, entre otras cosas, Zidane tenía razón. Y es que, como saben en el Madrid, el técnico galo rechazó al su compatriota cuando hace años el Olympique de Lyon se lo ofreció al club blanco.

Cuentan que Zizou ya tuvo claro entonces que, por mucho físico que demostrara entonces, a Samuel le faltaba algo. Y en el Barça ha demostrado que es así. Tras dos buenos años y tras consolidarse en el eje de la zaga, Umtiti quiso sacar provecho de ello y se plantó en los despachos del Camp Nou en busca de un megacontrato millonario antes del Mundial que acabó ganando con Francia.

Y lo hizo de la peor manera posible: presionando con ofertas de grandes clubes de Europa. Ofertas del United y del Bayern, entre otros. Pero lo que realmente dolió en la directiva y en el vestuario (ojo, desde entonces los pesos pesados ya no es que tengan a Umtiti entre sus jugadores más queridos) fue que el central utilizara al Madrid para ello.

La traición de Umtiti

Por mucho que Zidane tuviese claro que no esteba su compatriota en sus planes, el entorno de Samuel contactó con el entorno del Madrid. Una traición que ni perdonan ni olvidan en la capital catalana. Hubiese sido un bombazo en el Bernabéu haberle ‘robado’ entonces Umtiti al Barça.

Finalmente los catalanes sucumbieron a la presión y acabaron renovando con un contrato bestial a un Umtiti que, desde entonces, no ha hecho otra cosa que encadenar lesiones y desaparecer del mapa.

Además, el hecho de no seguir las recomendaciones del club y optar por tratar su maltrecha rodilla con tratamientos muy conservadores no ha hecho otra cosa que perjudicarle a él y al club, que ve como ahora tiene a un jugador en la grada de forma habitual cobrando cifras de locura. Entre el flojo nivel, el mal rollo interno y la traición, lo más probable es que el galo esté fuera este verano.

Eso sí, no se irá precisamente al Madrid donde Zidane, como ya hizo entonces, rechaza ahora cualquier posibilidad de verlo de blanco.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad