Zidane golea a Luis Enrique en el vestuario del Barça

stop

El técnico del Real Madrid es muy respetado por los jugadores azulgranas

Zinedine Zidane frente a Luis Enrique Martínez

24 de julio de 2016 (20:30 CET)

Zinedine Zidane es admirado en el vestuario del Real Madrid y, también, en el del Barça. Persona tranquila y conciliadora, el técnico francés calmó muchas tensiones en el Santiago Bernabéu y la recompensa fue una Champions que nadie imaginaba el día que sustituyó a Rafa Benítez. En el Camp Nou manda Luis Enrique, un entrenador mucho más autoritario y menos comunicativo. El asturiano siempre ha marcado las distancias con los futbolistas y muchos azulgranas confiesan que preferirían un técnico menos obsesivo y perfeccionista.

Después de seis meses muy tensos con Benítez, el madridismo se entregó a Zidane, un técnico con muchas limitaciones tácticas pero venerado por su pasado como futbolista. El francés se puso en manos de los cracks (Sergio Ramos y Cristiano Ronaldo) y gestionó el vestuario con mucha mano izquierda.

Con Zidane, el Madrid recuperó la unidad en el vestuario. Los jugadores empezaron a sentirse más cómodos tras no encajar con los métodos cartesianos de Benítez. Zidane había sido uno de los suyos y siempre tendió puentes para solucionar los problemas.

Más estricto

En el Barça, Luis Enrique es mucho más estricto. Tanto en lo táctico como en lo personal. No tolera actos de indisciplina ni relajaciones. Y habla muy poco con los futbolistas. A finales de la pasada temporada, por ejemplo, ninguneó a Aleix Vidal después de que el futbolista se lesionara al final de un entrenamiento por una imprudencia.

Luis Enrique, a diferencia de Zidane, va a lo suyo. A preparar los partidos hasta el más mínimo detalle. Célebre fue su disputa con Leo Messi. Hoy, el argentino respeta al técnico y viceversa. Y su mano derecha es Mascherano, el futbolista que mejor expresa la filosofía del técnico azulgrana en el campo. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad