Yerry Mina ya sabe quién es Messi: puñalada por la espalda (y aviso en el Barça) | EFE

Yerry Mina ya sabe quién es Messi: puñalada por la espalda (y aviso en el Barça)

stop

El defensa colombiano recibe la primera advertencia en el vestuario culé

14 de febrero de 2018 (10:28 CET)

Aprobado. Yerry Mina superó satisfactoriamente su debut en el FC Barcelona. El defensa colombiano fue titular  contra el Getafe y el resultado confirma que su actuación fue muy buena. Los blaugrana no ganaron el choque, pero no encajaron ningún gol.

La llegada del ‘cafetero’ no ha sido fácil. El Barça tenía su fichaje asegurado para junio del 2018, pero las necesidades del equipo obligaron a los responsables culés a adelantar su llegada al pasado mercado invernal.

Yerry Mina para olvidar a Íñigo Martínez

Los motivos se remontan al pasado verano. Íñigo Martínez, entonces en la Real Sociedad y ahora en el Athletic Club, era el central que los culés tenían listo para incorporar al equipo. Pero su traspaso nunca llegó a producirse. Apuntan algunas lenguas en el club culé que Leo Messi tuvo mucho que ver. Según aseguran muchas voces, el argentino vetó su llegada para proteger a su compatriota Javier Mascherano, al que quería a tope de cara al Mundial de Rusia 2018.

Al final, el Jefecito no tuvo los minutos esperados y puso rumbo a China en enero, lo que dejó un hueco importante en la defensa y llevó a los catalanes a avanzar el traspaso de Mina.

Con todo, sus primeros minutos de blaugrana han sido analizados con lupa. Debutó en Mestalla contra el Valencia, en las semifinales de  la Copa del Rey, pero su examen de verdad fue contra el Getafe.

Como decíamos, tuvo una actuación más que correcta, aunque los pesos pesados de la plantilla de Ernesto Valverde le han dado un pequeño toque de atención.

Yerry Mina gusta, pero sus formas no convencen

El zaguero hizo varios pases al estilo Laudrup/Ronaldinho, mirando a un lado y enviando el cuero a otro, así como intentó algunos pases largos que no llegaron a ningún sitio. Asimismo, antes de sacar una falta, hizo un movimiento que recordó a los bailes que ofrece a los aficionados cada vez que marca un gol.

Unos detalles que no gustaron demasiado a los pesos pesados culés, liderados por Leo Messi, que le mandaron un aviso al término del partido. No quieren cambiar su manera de jugar, pero le han dado algunos consejos constructivos de cara a los próximos partidos, que deberá seguir si no quiere estar en el punto de mira antes de tiempo.

Al campo se sale a ganar, no para el lucimiento personal, y deberá moderar algunos aspectos de su juego si quiere seguir encajando en el Camp Nou.